vimg.tu.tv

vimg.tu.tv

Casi 100 periodistas de 15 países de América Latina y el Caribe trabajaron en la investigación mundial conocida como #PanamaPapers que está acaparando titulares en todo el mundo esta semana.

Destacados periodistas latinoamericanos estuvieron involucrados con el proyecto al más alto nivel como parte del equipo principal del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés). La argentina Marina Walker Guevara, directora adjunta del ICIJ, fue una de los dos directores de proyecto para la investigación y también se desempeñó como editora del proyecto. A ella se le unieron periodistas de Venezuela, Costa Rica y México.

Emilia Díaz-Struck, editora de investigación del proyecto y cofundadora del sitio venezolano de noticias Armando.info, dijo al Centro Knight que para poder compartir esta información el proyecto utilizó tres plataformas: una base de datos investigable para los documentos, otra que funcionaba como un centro de comunicación entre los periodistas (Global I-Hub) y finalmente una para la visualización de los datos que permitía hacer conexiones entre nombres y documentos (Linkurious).

El ICIJ contactó a periodistas de todo el mundo que formaban parte del consorcio para colaborar con el proyecto. Díaz-Struck dijo que el número de participantes creció con el tiempo una vez que los primeros colaboradores entendieron la dimensión de la información e invitaron a nuevos periodistas a participar.

Los periodistas de América Latina y del Caribe que trabajaron en el proyecto procedían de organizaciones periodísticas y de centros de investigación en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

“Algo que he estado explicando es que los documentos son el punto de partida. La gente habla de una filtración, pero es una investigación y por eso este proceso dura un año revisando los documentos”, dijo Díaz-Struck. “Una vez revisados los documentos comenzaron a hacer la reportería que corresponde en una investigación. Es decir, a buscar documentos en sus países de origen, documentos públicos, bases de datos internacionales y también a hacer entrevistas y trabajo de campo”.

La mayoría de los países involucrados en el proyecto adoptaron un proceso similar para analizar los datos, según el periodista Fernando Rodrigues de UOL, quien fue uno de los 12 brasileños que trabajaron en el proyecto. En un texto para UOL, Rodrigues explicó que los datos se mantuvieron en secreto hasta la fecha y hora de publicación acordadas por todos los socios.

Después de un año de investigaciones, el proyecto y las investigaciones se dieron a conocer el 3 de abril.

26256797005_f224dbdf5d_b

Puedes leer el texto completo de Knightcenter haciendo click aquí.