Por José Gil Olmos. Vía Proceso

Despiden a Enrique Maza (1929-2015), fundador de Proceso.  Foto: Germán Canseco

Despiden a Enrique Maza (1929-2015), fundador de Proceso.
Foto: Germán Canseco

La tarde del jueves fue velado Enrique Maza García, fundador de Proceso junto con Julio Scherer García y Vicente Leñero.

En una misa de cuerpo presente celebrada en la casa de descanso de la orden jesuita a la que pertenecía, el sacerdote Enrique Maza fue despedido por familiares, amigos y compañeros de la revista Proceso encabezados por Rafael Rodríguez Castañeda, director de esta casa editorial.

La celebración religiosa fue presidida por tres ministros jesuitas que afirmaron que los últimos días de Maza fueron tranquilos dentro de dicha casa de descanso.

El sacerdote Enrique Maza García era primo de Julio Scherer García; fue el primer jefe de información de la revista Proceso. En el año 1999 Scherer, Leñero y Maza firmaron una carta en la que se comprometieron a dejar la revista al mismo tiempo, con el ánimo de delegar el rumbo de Proceso en una nueva generación de periodistas.

Paradójicamente, los tres murieron con pocos meses de diferencia; Leñero, el 3 de diciembre de 2014, y Scherer, el 7 de enero de este año.

En la eucaristía celebrada en la curia provincial se leyó la Carta de San Pablo a los romanos que habla de la vida eterna. “Enrique estuvo de dedicado a celebrar la vida eterna como sacerdote y como periodista”, enfatizó uno de los padres.

El padre Carlos recordó que hace tres años Enrique Maza llegó a la casa de descanso, pero siempre quiso regresar a su comunidad. No obstante, al final se convenció de permanecer en esta casa ubicada en el barrio de Coyoacán.

Enrique Maza García fue recordado por sus amigos como periodista, defensor de la verdad y de los derechos humanos. Sus amigos hablaron de su rica prosa literaria rica y su profundo sentido social, así como de algunos de sus libros, entre ellos Rostros del hombre y Los caminos de la libertad.

Otro de los sacerdotes destacó que gracias al trabajo periodístico de Enrique Maza, a la compañía de Jesús se le abrieron las puertas en varios espacios de la sociedad.

Como periodista y sacerdote defendió el bienestar social para enderezar este país, destacaron los ministros de la compañía jesuita.
Recordaron que en 1977, cuando fue invitado a participar en una conferencia con monseñor Sergio Méndez Arceo, habló de cómo él vivía las enseñanzas de Jesucristo en beneficio de una sociedad más justa, plena y solidaria.

“Hombre de fe, Jesucristo era su inspiración”, así fue recordado el padre Maza por su primo Julio Scherer en la presentación de su último libro, mencionó otro de los sacerdotes en la misa.

La periodista Carmen Aristegui asistió a la homilía y en unas breves palabras destacó a Maza como un hombre de fe y de lucha que deja una gran huella. “Me sumo a la memoria y al recuerdo de su tarea, de su valor y su trabajo”, dijo la periodista.

Los restos del sacerdote jesuita y periodista fundador de la revista Proceso serán llevados a la iglesia de la Sagrada Familia, ubicada en la colonia Roma.