650_1200Olegario Vázquez Aldir, propietario de Cadena Tres, señaló que analiza demandar al Estado por afectación a su programa de inversiones en caso de no llevarse a cabo el apagón analógico en tiempo y forma, previsto para el 31 de diciembre próximo.

El propietario de la empresa que ganó la licitación para operar la nueva cadena de televisión abierta en el país, sostuvo en un comunicado que “aplazar el inicio de las transmisiones digitales no sólo afectaría nuestro programa de inversiones de 10 mil millones de pesos, sino que el propio gobierno estaría incentivando prácticas anticompetitivas en favor de las televisoras abiertas de cobertura nacional ya existentes”.

Vázquez Aldir recordó que la licitación que ganó Grupo Imagen fue para operar 123 frecuencias de televisión digital y comentó que el pasado viernes concluyó con el apagón analógico en el Valle de México y confió en que no se aplace el inicio de las transmisiones digitales que están protegidas por la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y por la reforma en la materia en la que se ordenó la conformación de dos cadenas nacionales de televisión digital abierta.

De no ser así, advirtió, la empresa tendría bases sólidas para demandar al Estado no sólo por el incumplimiento legal, sino por los daños que una decisión de esta naturaleza representaría para Grupo Imagen y Cadena Tres.

El directivo indicó que además de las afectaciones empresariales, el Estado mancharía “la transparencia con que hasta ahora se había manejado la licitación para operar la nueva cadena de televisión abierta”.

Puedes leer la nota completa de El Universal haciendo click aquí.