Televisa EdificioPosterior a la aprobación de la Reforma en Telecomunicaciones y Radiodifusión, el mercado avanzó en direcciones opuestas. La telefonía móvil ha mostrado avances que se ven reflejados en los usuarios finales, mientras que en radiodifusión, los beneficios se vislumbran a mediano y largo plazo, derivado de que las leyes eluden las condiciones de preponderancia de Televisa y ésta se ha convertido en una barrera para posibles inversiones.

El Informe Estadístico Trimestral del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) señala que en el sector, la Inversión Extranjera Directa (IED) en el primer trimestre de 2015 fue de 28.4 por ciento; sin embargo, aunque es “la mayor contribución de todos los sectores”, se debió a la compra de Iusacell y Unefon por parte de AT&T.

En radiodifusión, los números que aumentaron fueron el de la cantidad de suscriptores en televisión restringida, que se situaron en 52 por cada 100 hogares y en donde Grupo Televisa representa el 51.7 por ciento de las suscripciones (Cablemás 17 por ciento, Izzi 12.2 por ciento, Cablecom 10.4 por ciento, Cablevisión Red 6.1 por ciento y TVI 5.9 por ciento); le sigue Megacable con el 33.6 por ciento, Total play 1.7 por ciento, Axtel-Avantel 1.3 por ciento y el resto de los operadores 11.8 por ciento.

Por su parte, Gabriel Vigueras, analista de la calificadora internacional Moody’s, explicó que la licitación de las dos cadenas de televisión abierta y la compartición de infraestructura a la que Televisa está obligada a realizar con otras televisoras no han tenido lo resultados que se esperaban, que era el de tener más competidores.

“Las regulaciones siempre tienen que estar enfocadas en beneficiar al usuario final y en la medida en éstas no sean eficientes y efectivas, se puede calificar que los objetivos no se han logrado”, afirmó.

Moody’s estima que con la entrada de Cadena Tres, el mercado quede distribuido de la siguiente manera: Televisa con el 68-69 por ciento, Tv Azteca con 27-29 por ciento y Cadena Tres con 3.5 por ciento.

Según la calificadora internacional, telecomunicaciones y radiodifusión son una de las prioridades en la agenda gubernamental (en 2014 el crecimiento del Producto Interno Bruto de Telecomunicaciones fue del doble en comparación con el PIB nacional), sobre todo en lo que se refiere a la cobertura y acceso de los servicios, y en México, esto se realiza en mercados altamente concentrados. Para 2016, se estima que el sector crecerá entre 3 y 3.5 por ciento.

Puedes leer la nota completa de Sin Embargo dando click aquí.