versionfinal.com.ve

versionfinal.com.ve

El Instituto Federal de Telecomunicaciones analiza que AT&T sólo pueda competir por cinco de los ocho o nueve paquetes de espectro que la dependencia licitará en el primer trimestre del 2016 en las bandas de 1.7 y de 2.1 GHz, conocidas en la industria como AWS.

Esta acción puede interpretarse como una medida con la que el regulador intentará lanzar una licitación que equilibre la tenencia de espectro en esa banda, además de reordenarla para darle un uso más eficiente.

La intención del IFT también responde, comentaron expertos, a que AT&T es por estos días uno de los principales tenedores de frecuencias en esa banda tras comprar Nextel, que a su vez las adquirió en la Licitación 21.

En la que será su primera licitación de espectro para telefonía, el IFT permitirá la entrada en competencia de nuevos operadores móviles, principalmente venidos del exterior, pero es dudoso que un nuevo participante se interese en esta licitación, por lo que es muy seguro que los 80 MHz que se concursarán se los repartan entre Movistar, Telcel y AT&T, puesto que tampoco se advierten ahora a más empresas mexicanas con el suficiente músculo financiero para pujar por esas señales.

El regulador exigirá y vigilará que cada participante en la subasta que haya recibido su constancia de participación demuestre una garantía de 1,800 millones de pesos que acredite su solvencia financiera.

El IFT plantea ahora la licitación de ocho o nueve grandes paquetes de espectro en la banda de AWS, según los dos posibles escenarios que anticipa la dependencia en su próxima subasta.

Estos dos escenarios se advierten ante la posibilidad de que dos operadores en específico se animen o no a reubicar algunas de sus frecuencias dentro de la misma banda para así crear bloques contiguos y más grandes, así como eficientes de operación. Los dos operadores en cuestión son Movistar y Telcel.

Puedes leer la nota completa de El Economista haciendo click aquí.