diariocritico.com

diariocritico.com

El viernes 31 de julio, la web WikiLeaks hizo públicos unos documentos donde se asegura que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) espió al gobierno de Japón, así como a varias empresas del país asiático.

Además de estos documentos, WikiLeaks colgó una lista de la NSA con 35 objetivos nipones de «alta prioridad» para espiar telefónicamente; entre ellos se incluyen la Oficina del Gabinete, el Banco de Japón (BoJ), varios ministerios, y grandes grupos comerciales japoneses como Mitsui y Mitsubishi. Según WikiLeaks, las escuchas se remontan hasta 2006.

Ante el supuesto espionaje, Tokio pidió explicaciones a Washington. «Pedimos encarecidamente al director de inteligencia nacional de Estados Unidos (James Clapper) que verifique los hechos», indicó el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga.

La NSA habría tenido acceso a las deliberaciones del gobierno japonés sobre asuntos como sus objetivos en reducción de emisiones para combatir el cambio climático o políticas de comercio internacional, según WikiLeaks.

«De ser cierto, Japón, como aliado (de Estados Unidos), encontraría los hechos realmente lamentables», dijo Suga.

WikiLeaks también ha publicado informes similares sobre el espionaje de organismos estadounidenses a Alemania, Francia y Brasil, lo que ha generado desencuentros diplomáticos entre la nación norteamericana y los países afectados.