boletasEl famoso INE es un árbitro que no da confianza, sigue cometiendo yerros elementales y muestra que le tiemblan las piernas cuando debe enfrentar acciones enérgicas contra los violadores de la ley (PVEM, ejemplo claro). Esperemos que próximamente Lorenzo Córdova no se convierta en lo mismo que los impresentables: Luis Carlos Ugalde y Leonardo Valdez, crítico de los comicios luego que no supo ejercer su autoridad.

Ahora resulta que se han computado más del 100 por ciento de casillas, error que el INE le avienta a la técnica y no a sus sistemas que han fallado hace tiempo. Es por ello que los conteos finales, se dijo, no podrían ser dados a conocer el domingo 14 como se estableció, según la consejera Pamela San Martín; una última operación logró lo imposible.

Es hora que no sabemos si pierden el registro PT y Partido Humanista, ya que los votos nulos los pueden ayudar a sobrevivir (¿acaso habrá mano negra?)

El conteo en Colima sigue adelante y tanto han dado ganador a José Luis Preciado como a Ignacio Peralta. El PAN y el PRI acusan a la autoridad electoral de manejo inescrupuloso de las cifras. Lío en puerta para al TEPJF.

Eruviel Ávila hizo lo que le dio la gana (otro más), incluso promocionarse en 19 estados y ayudar al PRI y al Verde. Mientras que de 18 casillas zapato (todos los votos para la alianza PRI- PVEM), 9 estuvieron en Chiapas, donde Manuel Velasco dio dos de tres votos locales para los verdosos, lo que le reclaman muchos analistas.

Mil casillas anuladas no son un juego, tampoco los más de 20 asesinatos de candidatos y activistas, así como la compra de votos por todos lados. Números que han eludido el INE y los partidos, quienes lograron cifras a la baja todos, excepto Morena, el Tucán y Movimiento Ciudadano. Los independientes al alza y con futuro. En fin, un panorama para analizar y no para festejar como pretenden las autoridades electorales.

jamelendez44@gmail.com
@jamelendez44