silvanoPor Héctor Tenorio

Desde el principio fueron enviados a perder los candidatos a gobernador de Michoacán del PRI Ascensión Orihuela Bárcenas, y Jaime Darío Oseguera abanderado a la presidencia municipal de Morelia. No garantizaron mantener los intereses del grupo político del ex gobernador Ausencio Chávez Hernández (1992 -1996), que en los últimos 19 años han condicionado quién gobierna en la entidad, sin importar a que instituto político pertenezca. A pesar que desde 2012 su poder fuera minado por la federación bajo el argumento que pactaron con el crimen organizado, tampoco que encarcelaran a Jesús Reyna García gobernador interino en el 2014, o que Fausto Vallejo Figueroa (2012 – 2014), pidiera licencia, ahora él junto con su hijo Rodrigo Vallejo El Gerber disfrutará de inmunidad en la administración de Silvano Aureoles Conejo, en cuyo gabinete estarán representados casi todos los sectores del perredismo, priísmo e incluso algunos del panismo.

Analistas locales coinciden en que se dio una traición dentro del priísmo, se rumora que algunos delegados distritales, entre ellos Martín Julio Aguilar, recibieron un correo electrónico del PRI nacional donde se les pide “inmovilizar” a las estructuras partidistas en la elección del 7 de junio. De igual forma se culpa del fracaso a Vallejo Figueroa, Wilfrido Lázaro, Reyna García, el ex gobernador Víctor Tinoco Rubí (1996 – 2002) y al ex secretario de desarrollo social Víctor Silva Tejeda. Vale la pena recordar que en la derrota de Alfredo Anaya, colaboradores de Tinoco Rubí operaron a favor de Lázaro Cárdenas Batel (2002 – 2008) quien los acomodó en su gabinete. Incluso al final del mandato de Leonel Godoy Rangel (2008-2012) logró inmunidad para él y su hermano Julio César al devolverle el poder al grupo de Chávez Hernández.

En plena crisis dos grandes grupos del tricolor se unieron, el de Jesús Sierra y el de Silva ambos deberán jugar el papel opositor. En la Cámara de Diputados, Silvano tendrá a su hermano Antonio García al frente de 13 legisladores del PRD, y al frente de los 17 legisladores del PRI Wilfrido Lázaro ex coordinador de campaña de Orihuela Bárcenas, no dejó ni esa posición a los alfiles de su ex candidato.

En las delegaciones federales, última trinchera priísta, Mauro Ballesteros único funcionario de la era Vallejo deja el Gobierno del Estado para refugiarse en la Semarnat. Eligio González cercano a Chon Orihuela podría ir a la Sedatu, mientras su mentor suena para la Sagarpa. En la Sedesol Víctor Tapia, dejaría en el puesto a sus compañeras Yunuén Maldonado o Liliana Buenrostro, ambas herencias del perredismo como pago por el triunfo de Silvano.

En este contexto, la estabilidad política que tendrá Aureoles Conejo resultará insuficiente para frenar los enfrentamientos entre los disminuidos Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quien exige a los líderes de las autodefensas de Aguililla y Coalcomán cumplir con los compromisos pactados que permitieron eliminar a sus enemigos. Los criminales amenazaron con acabar con los comunitarios, la sentencia es avalada por Miguel Ángel Gallegos El Migueladas, ex líder templario y actualmente jefe de La Tercera Hermandad (Los H3).

Es inaceptable que el gobernador electo pida el desarme de los civiles, cuando no podrá garantizar sus vidas. A esto se añade el encarcelamiento injusto del fundador del movimiento armado en la Tierra Caliente, José Manuel Mireles Valverde, detenido el 27 de junio de 2014, junto con 83 de sus compañeros.

En Michoacán perredistas y priístas cogobiernan arropados por la impunidad, solo así se entiendes los encuentros de Julio César Godoy y Rodrigo Vallejo, con Servando Gómez, alias, La Tuta.