camion-jaliscoTras la ola de “narcobloqueos” en Jalisco el pasado 1 de mayo y el saldo trágico de 15 muertos –incluyendo a 6 militares-, el llamado Cártel Jalisco Nueva Generación es identificado ya como uno de los “más peligrosos y poderosos”.

En la cobertura mediática este grupo se convierte en el sucesor de los “bárbaros” y sanguinarios del cártel de los Zetas. La caja de Pandora se vuelve a abrir porque tras su indudable capacidad de desestabilización y la espectacularidad de sus acciones, el Cartel Jalisco Nueva Generación entraña también una profunda corrupción de autoridades municipales, estatales y federales.

Hay cinco ejes para entender a este grupo del crimen organizado:

1.-Los Matazetas.-En un inicio se les conoció con este apelativo. Según las versiones oficiales, el cártel surgió tras la muerte de Ignacio Nacho Coronel, el 29 de julio de 2010, en Zapopan. La muerte de Coronel desató la disputa entre el Cartel del Milenio o Los Valencia, originarios de Michoacán, y otros miembros de la organización, encabezados por Nemesio Oceguera Cervantes, El Mencho, ex policía municipal de Cabo Corrientes, cercano a Puerto Vallarta.

A este grupo criminal se le atribuye el video sobre la ejecución de 35 presuntos integrantes de los Zetas, cuyos cuerpos fueron arrojados en 2011 en Boca del Río, Veracruz, en víspera de un evento donde se reunirían los procuradores estatales.

2.-El Ascenso desde 2012.-Con el inicio del nuevo gobierno federal y de la administración de Aristóteles Sandoval, gobernador priista de Jalisco, el Cartel Jalisco Nueva Generación se convirtió en el eje de la violencia, los secuestros y la proliferación de narcofosas en esta entidad.

A este grupo se le atribuye el asesinato del secretario de Turismo del gobierno de Sandoval, Jesús Gallegos Alvarez, por presunta traición a los acuerdos con el cártel. En enero de 2011 aparecieron narcomantas atribuidas a la Familia Michoacana y al cártel del Golfo (adversarios del Jalisco Nueva Generación) atribuyendo corrupción en la Secretaría de Seguridad de Jalisco.

El 22 de septiembre de 2014 este cartel asesinó al diputado federal priista Gabriel Gómez Michel, apenas cuatro días antes de los trágicos sucesos de Iguala y la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa.

3.-La Detención del Cuini.-Investigaciones de la DEA, filtradas a la prensa mexicana, indican que el auténtico jefe del Cártel Jalisco Nueva Generación es Abigael González Valencia, alias El Cuini, capturado el 28 de febrero de 2015 en Puerto Vallarta. Tras la detención de este narco-operador financiero, arreciaron las acciones violentas.
Al Cuini se le considera uno de los más grandes traficantes de precursores químicos de Asia y Europa hacia México. Su influencia llega a Colima y Michoacán.

4.-Enfrentamientos con federales.-El 19 de marzo se registraron ataques de este cártel contra agentes de la Gendarmería Nacional en Ocotlán, Jalisco. Fallecieron 11 policías federales. El 6 de abril protagonizaron ataques en la carretera Vallarta-Las Palmas-Mascota-Guadalajara, cuando fueron asesinados 15 integrantes de la Policía Rural. Estas acciones se le atribuyen a Oceguera Cervantes, El Mencho.

5.-Los “Justicieros”.-El 16 de abril aparecieron otras narcomantas en Guadalajara y la zona conurbada con el siguiente mensaje:

“Con mucho respeto hacia la ciudadanía, somos el CJNG, queremos que sepan que el problema no es con ustedes, estamos para apoyarlos y apoyar a los empresarios, de ratas y secuestradores, como son Los Zetas, Los Caballeros Templarios y las autoridades abusivas y rateros. Defenderemos a Jalisco y otros estados, como hasta ahorita, aunque tengamos que derramar la sangre de los nuestros”.

Su espíritu vengador y presuntamente justiciero es el mismo que dio origen a otros grupos criminales como La Familia y los Caballeros Templarios en Michoacán.

Lo cierto es que la ola de violencia del 1 de mayo tomó desprevenido a las autoridades militares y a la policía federal que prepararon el Operativo Jalisco. Las sospechas están orientadas, ahora, hacia el gobierno de Aristóteles Sandoval.