Netflix logoEn los últimos cinco años, el streaming (televisión on line) ha crecido de manera vertiginosa, planteando un gran desafío para las cadenas gigantes basadas en el broadcastign (televisión analógica) como la legendaria CBS, propietaria de los canales NCIS y CIS, o Viacom Corporation, propietaria de canales antes muy exitosos como MTV.

Netflix es el rival a vencer en Estados Unidos y en otras partes del mundo. La compañía creada hace más de diez años tiene ahora 60 millones de suscriptores, casi 40 millones de ellos en Estados Unidos, y plantea incrementar su presencia este año de 50 a 200 países de todo el mundo.

Sus teleseries más famosas, como House of Cards, la historia de ascenso y peleas de una pareja que llega a la Casa Blanca, y ahora la producción Daredevil, la historia de un investigador ciego que por las noches se convierte en un vengador de criminales, han contribuido a su crecimiento imparable.

En el último año, Netflix creció 14.7 por ciento, sus acciones alcanzaron un máximo histórico de 546 dólares por acción y su valor total supera ya los 30 mil millones de dólares.

Sin embargo, tiene dos grandes desafíos: la competencia de otras compañías que ya producen tv on line, como es el caso de HBO Now, la nueva plataforma de la gran productora norteamericana que competirá en este 2015, y la piratería en países como España u Holanda, a donde Netflix pretende entrar con precios más bajos que en el resto de sus otros mercados.

El gusto de las audiencias por otras plataformas similares también representa una competencia fuerte. En Alemania, por ejemplo, los usuarios de tv on line prefieren la plataforma Amazon Prime. En México, la baja penetración de la banda ancha en todo el país y el dominio de Televisa en la programación de televisión abierta y televisión restringida ha frenado la expansión de Netflix.

La tendencia, por ahora, es imparable. En este 2015 el nombre del juego será la competencia en contenidos, creatividad y penetración del streaming y sus nuevas teleseries.