Texto del reportaje publicado en Revista Proceso, No. 2000

Arely Gómez durante la sesión del pasado 26 de febrero en la que pidió licencia como Senadora.

Arely Gómez durante la sesión del pasado 26 de febrero en la que pidió licencia como Senadora.

Al filo de las 23 horas del jueves 27 de febrero, el conductor de El Noticiario de Canal 2, Joaquín López Dóriga, asumió las funciones de vocero de la Presidencia de la República y anunció como un hecho el relevo de Jesús Murillo Karam de la Procuraduría General de la República (PGR) para irse a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), sustituyendo a Jorge Carlos Ramírez Marín, e informó que en su lugar “será designada mañana” la senadora con licencia Arely Gómez González Blanco, hermana de Leopoldo Gómez, jefe inmediato de López Dóriga y vicepresidente de Noticias de Televisa.

López Dóriga no citó a ninguna fuente del gobierno federal. Ni el vocero presidencial Eduardo Sánchez, ni el director de Comunicación Social, David López y menos el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, emitieron mensaje alguno para confirmar el anuncio de Televisa del primer gran enroque en el gabinete de Enrique Peña Nieto.

El anuncio de la próxima procuradora general, que deberá ser ratificada esta semana por el Senado, coincidió con el mismo proceso para elegir al próximo ministro de la Suprema Corte de Justicia, donde también Televisa juega como parte interesada.

De los tres aspirantes, los espacios informativos de Televisa han destacado a Eduardo Medina Mora, ex director del CISEN, ex procurador, ex embajador y amigo desde la infancia de otro potentado de la televisora: Bernardo Gómez, vicepresidente de la empresa, así como ex socio de Alejandro Quintero, creador de TV Promo y vicepresidente Corporativo de Comercialización, artífice del “Plan de Acción” para llevar a Enrique Peña Nieto a la presidencia de la República.

Seis horas antes del madruguete de López Dóriga, en el salón de sesiones del Senado, Arely Gómez formalizó su sorpresiva solicitud de licencia para irse como subprocuradora de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la PGR, en lugar de Mariana Benítez Tiburcio, brazo derecho de Murillo Karam. Benítez se separó del cargo para irse como candidata a una diputación federal plurinominal por el PRI.

La senadora Gómez González Blanco fue despedida en medio de aplausos de todas las bancadas del Senado y prodigó su “amistad” a legisladores del PRI, PRD, PAN y a los integrantes de la Comisión de Transparencia, que ella presidió.

“Sin duda, lo que acabo de oír en el gran aplauso que le dieron a mi compañera, hizo amistad con todos los grupos parlamentarios: con el PT, con el Partido Verde Ecologista, con el PRD, con el PAN y, desde luego, hizo amistad con mis compañeras y compañeros de mi partido”, presumió Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la bancada del PRI.

Gamboa Patrón llenó de elogios a su correligionaria por “tu sonrisa, tu sencillez, tu amabilidad, tu trabajo serio y responsable” y afirmó que Arely Gómez sabría enfrentar la “enorme responsabilidad” que asumiría.

Las Diferencias en Los Pinos

El largo silencio oficial frente a la “exclusiva” de Televisa fue la consecuencia de una disputa soterrada en el primer círculo de Los Pinos por la diferencias en el nombramiento de Arely Gómez y lo que se consideró un movimiento “que acarreará muchas críticas” por sus vínculos precisamente con la empresa de Azcárraga Jean.

El argumento principal de quienes defendieron el nombramiento de Gómez, encabezados por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, es que respondía a la necesidad de tener vínculos con la televisora para difundir información de posturas y adversarios al gobierno de Peña Nieto.

El jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, manifestó su inconformidad con este relevo y con la pretensión de utilizar a Arely Gómez como “filtradora” de expedientes delicados de personajes políticos, según información y testimonios entregados a Proceso.

Las diferencias en el “primer círculo” de Los Pinos sobre el futuro de Murillo Karam al frente de la PGR se agudizaron desde la semana pasada. El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación y Delincuencia Organizada (SEIDO), Hugo Ruiz Reynaud envió un equipo a la Unidad de Inteligencia Financiera y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para investigar la salida de 2,700 millones de pesos del país por el fraude de Ficrea. Esta operación se realizó sin avisar al titular de la Secretaría de Hacienda.

La consecuencia de esta investigación fue la sustitución de Ruiz Reynaud por Abraham Eslava Arvizu, al tiempo que la otra subprocuradora Mariana Benítez Tiburcio abandonó su cargo para irse a una candidatura a diputada federal por el PRI. Las cinco subprocuradurías de la PGR quedaron así con “encargados de despacho” y el equipo de Murillo Karam prácticamente desmantelado.

La propuesta de nombrar a la senadora priista Arely Gómez como relevo de Murillo Karam surgió del propio titular de Hacienda, confirmaron las fuentes consultadas por Proceso.

Las diferencias sobre este cambio estratégico en el equipo de Peña Nieto coincidieron con las “filtraciones” y rumores sobre la salida de algunos de sus colaboradores para integrarse a las listas de los 200 candidatos del PRI a las 5 circunscripciones plurinominales.

En distintas columnas periodísticas se mencionó al propio jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, como candidato plurinominal, rumor que fue negado por el propio funcionario.

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu, abandonó la Sedatu para irse como candidato a diputado federal. Ahí decidió enviar Peña Nieto al procurador Murillo Karam. Otro enroque es el del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien sustituirá a Eduardo Medina Mora como embajador de México en Estados Unidos. Al frente de la Secretaría de Economía, se mencionó a José Calzada, ex gobernador priista de Querétaro.

Hasta antes de las 15 horas del viernes 27 de febrero no había ninguna posición oficial del vocero de la presidencia de la República sobre estos cambios que se ventilaron en Televisa y en distintos medios impresos.

A las 17 horas del mismo día la Mesa Directiva del Senado turnó a la Comisión de Justicia la propuesta enviada por el Ejecutivo federal para designar a Arely Gómez como titular de la PGR.

El comunicado del Senado afirmó que “en un oficio de la Subsecretaría de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación, se recuerda que, de acuerdo a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, corresponde al titular del Ejecutivo federal la facultad de hacer esta designación”.

“La recepción de los documentos y el correspondiente turno a Comisiones serán informados al Pleno del Senado de la República durante su próxima sesión ordinaria”, es decir, hasta el martes 3 de marzo.

(Continúa…)