ixtapan1Reportaje original publicado en la revista Proceso No. 1998.

IXTAPAN DE LA SAL.-El paradisiaco municipio de Ixtapan de la Sal tiene un “santo patrono” desde hace décadas: San Román. El apellido de esta dinastía fundada por Arturo San Román Chávez en los años cuarenta ha dominado prácticamente todo en este sitio turístico, de la mano del poder político: sus nietos son concesionarios del agua de riego y de las aguas termales, origen del atractivo turístico del sitio; propietarios de los mejores hoteles, campos de golf, dos exclusivas zonas residenciales, del Parque Acuático Ixtapan –que genera más de 600 mil visitantes al año que pagan 200 pesos por entrada-, de constructoras, escuelas privadas y cientos de hectáreas de la mejor zona boscosa de esta zona privilegiada con un clima templado.

Desde julio de 2010, tras la muerte de los hermanos Roberto y Arturo San Román Widerkehr, hijos del patriarca y herederos de las dos vertientes de los negocios de la dinastía, el “santo patrono” de Ixtapan es Roberto Alfredo San Román Dunne, quien logró el sueño de su abuelo: convertirse en amigo, compadre y beneficiario del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y en el auténtico poder tras el trono en este municipio de más de 30 mil habitantes.

El reciente salto de poder de Roberto San Román Dunne, albacea de la fortuna de su padre y propietario del exclusivo Country Club Gran Reserva –donde Peña Nieto posee su residencia- es la adquisición del Parque Acuático Ixtapan, que era propiedad de sus primos San Román Moore, y se convirtió desde los años ochenta en el principal motor turístico de Ixtapan, según información obtenida por Proceso de la Notaría Pública 125 del Estado de México.

ixtapan2San Román Dunne culminó este año la operación para adquirir el Parque Acuático Ixtapan, uno de los 10 centros de diversiones más importantes de América Latina que era propiedad de sus cinco primos Katty, Arturo, Eduardo, Xavier y Melisa San Román Moore. Empresarios hoteleros consultados por Proceso, quienes pidieron el anonimato, advirtieron que con esta operación Roberto San Román Dunne se convierte en prácticamente el “gran concesionario de recursos naturales” de Ixtapan.

De los cinco hermanos, tres autorizaron la venta del parque a su primo Roberto San Román Dunne, quien heredó junto con su hermano Ricardo San Román Dunne las propiedades del Country Club Gran Reserva, del Ixtapan Golf Resort, donde suele jugar Peña Nieto cada fin de semana, y de la Constructora y Urbanizadora Ixtapan S.A. (CUISA), entre otras compañías.

Al adquirir el Parque Acuático, Roberto San Román Dunne se convierte también en uno de los mayores acaparadores del agua en Ixtapan de la Sal. Posee una de las 13 concesiones de agua potable que sirve para riego y abastece a sus hoteles, lagos artificiales en sus centros residenciales y campos de golf, como de las aguas termales, que se le concesionó a la familia de su tío Arturo San Román Widerkher en 1947 y se renovó en 1997 por 25 años más, durante el gobierno de Ernesto Zedillo.

ixtapan3En su trabajo doctoral de 2011 La Reconfiguración Turística de Ixtapan de la Sal, Graciela Cruz Jiménez, Cecilia Cadena y Lilia Zizumbo, documentaron que “el agua es vital para el funcionamiento de hoteles, spa, el parque acuático, el club de golf y fraccionamientos turísticos residenciales. Existen 13 concesionarios del agua, entre ellos el Organismo Público Descentralizado de Carácter Municipal para la Prestación de los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ixtapan de la Sal (Odapas) que sólo tiene 16.2 litros por segundo (lps), mientras que Nueva Ixtapan (NISA), asociación perteneciente a la familia San Román es la mayor concesionaria al recibir 158.7 lps, es decir, casi 100 por ciento más”.

Durante un recorrido por el Parque Acuático, Proceso confirmó que desde hace tres semanas se realizan trabajos de remodelación en la zona de spa, la alberca de olas artificiales y la estación del ferrocarril que recorre todo el centro de diversiones.

El único espacio que se mantiene prácticamente igual al de hace décadas son las dos piscinas con las aguas termales del borbotón San Gaspar, famosas por sus propiedades medicinales. Desde hace más de una década el 88 por ciento de los asistentes al parque acuático es por diversión y sólo 8.3 por ciento por razones de salud, según datos de la Secretaría de Turismo estatal.

El predio del parque Acuático abarca una superficie de 400 hectáreas, además de una reserva boscosa donde se desarrollarán nuevos centros residenciales. Desde el 2013 construyeron una vía de acceso de dos carriles, perfectamente asfaltada que rodea las comunidades aledañas y llega hasta la vieja planta de agua potabilizadora que abastece al municipio.

(Continúa…)