Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense Stephen Harper recorren el Cosmovitral de Toluca, durante la llamada Cumbre de Líderes de América del Norte. Foto: Reuters.

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense Stephen Harper recorren el Cosmovitral de Toluca, durante la llamada Cumbre de Líderes de América del Norte. Foto: Reuters.

Por Emerson Segura

El presidente Enrique Peña Nieto viajara el día de hoy para reunirse con su homologo Barack Obama y determinar la dirección que tendrá la relación bilateral de ambos países. Este encuentro fue pactado en el marco de las fiestas patrias cuando el embajador Anthony Wayne le confirmo al mandatario esta visita, para ese entonces los temas a discutir serian migración y el crecimiento económico, sin duda alguna seria una agenda con muchas expectativas y grandes retos, pero pocos días después habría una palabra que sacudiría no solo al gabinete presidencial, sino al país: Ayotzinapa.

La desaparición de los 43 normalistas modificó la agenda y sensación triunfalista de Peña Nieto, ahora tendrá que fijar medidas y compromisos con el gobierno norteamericano, que por lo visto se ve preocupado por la actual crisis de seguridad que atraviesa el país. El pasado 24 de diciembre, el Departamento de Estado de los Estados Unidos decidió dar un presente anticipado al gobierno de México, emitió un comunicado llamado “Mexico Travel Warning”, en este, alerta a los ciudadanos norteamericanos a no visitar nuestro país, menciona que al menos 81 ciudadanos norteamericanos fueron reportados asesinados al Departamento de Estado durante 2013 y 84 en 2014. A su vez, enlista recomendaciones por estado y el “status” en términos de seguridad en el que se encuentran y confirma que parte del personal del gobierno norteamericano tiene restricciones y en algunos casos prohibición en transitar ciertas regiones del territorio mexicano.

La reunión será inevitablemente ardua y complicada, el presidente decidió convocar a los cargos que cree poder necesitar, y con justa razón, la lista inicia con Miguel Osorio Chong de SEGOB, (Secretaría de Gobernación), quien no se aparece desde su heroico acto con los alumnos del IPN, Luis Videgaray de la SHCP, (Secretaría de Hacienda y Crédito Público) quién deberá mostrar una “fórmula mágica” para el crecimiento económico a lado de Idelfonso Guajardo, titular de la SE, (Secretaria de Economía), Pedro Joaquín Coldwell de SENER,(Secretaria de Energía) que deberá dar por menores de la instrumentación de la reforma energética, Gerardo Ruiz Esparza de SCT (Secretaria de Comunicaciones y Transportes) que tal vez se le llegue a preguntar cómo va su relación con los chinos, José Antonio Meade, titular de la SRE( Secretaria de Relaciones Exteriores) que al parecer es protocolario y la insalvable participación del procurador Jesús Murillo Karam, titular de la PGR( Procuraduría General de la General de la República).