Reportaje original publicado en Revista Proceso No. 1989

III Foro de la Comunicación Foto: La Jornada / Presidencia

III Foro de la Comunicación Foto: La Jornada / Presidencia

El domingo 7 de diciembre, Enrique Peña Nieto inauguró el Tercer Foro de Comunicación en Boca del Río, Veracruz con un halago inusual a Televisa, la empresa que convocó y organizó el encuentro entre medios afines y mandatarios reunidos en la 24 Cumbre Iberoamericana, y un tuteo al presidente del consorcio, Emilio Azcárraga Jean, molesto aún por los resultados del Teletón de un día antes.

“Emilio (Azcárraga) lo entenderá y quienes están aquí como miembros de Televisa, algunos pueden pensar que es equivocado hacer reconocimiento a esta gran empresa mexicana, pero el presidente de la República quiere expresar que para los mexicanos es motivo de orgullo tener una empresa mexicana productora del mayor número de contenidos de habla hispana, que proyectan a nuestro país, no sólo en el mundo de habla hispana, sino en el mundo entero”, afirmó Peña Nieto.

“Son un medio que proyecta a México en el mundo y eso, a los mexicanos, nos enorgullece. Por eso mi gratitud y reconocimiento por la organización de este Tercer Encuentro de la Comunicación”, remató el primer mandatario, leyendo un discurso que le preparó su jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño.

A quien quisiera escucharlo, Nuño presumió que este halago era también un acuse de recibo o un “ramo de rosas” del gobierno a la empresa Televisa. A su vez, Emilio Azcárraga Jean en su discurso se quejó por las presiones de “algunos esquemas normativos o políticos públicos orientados a frenar a los medios movidos por el ánimo de restringir la actuación y el desarrollo de las empresas de comunicación a fin de promover agendas de interés públicos contrarias a la competencia, el desarrollo económico y, sobre todo, a la libertad de expresión”.

La molestia entre Televisa y Peña Nieto se agudizó antes del evento en Boca del Río. Durante la transmisión estelar del Teletón 2014, el comediante Eugenio Derbez se burló del escándalo reciente de la “Casa Blanca”.

“No tendría que comentar esto, pero hace un año dejé de ser empleado de Televisa y, sin embargo, hoy regresé porque me enteré de lo que pagaban”, afirmó Derbez, en uno de sus chistes de la noche. El comediante se siguió de largo para defender al Teletón que este año vivió una de sus peores crisis de imagen.

“Muchos dudan de la transparencia de la fundación o de si esto es una estrategia de Televisa para pagar menos impuestos; hasta se ha comentado si la lana se usó para construir una mansión en Las Lomas”, continuó Derbez al aire.

“Sólo creo que no debemos mezclar cosas negativas que están ocurriendo en el país con algo positivo como es el Teletón”, remató el comediante. En Los Pinos no gustó nada este deslinde de la empresa que se asoció en el ascenso y la llegada al poder con Peña Nieto.

La crisis del Teletón vino desde meses antes del escándalo de la “Casa Blanca”, pero se mezcló en la transmisión del maratón para recaudar fondos para discapacitados.

En un reporte fechado el 3 de octubre pasado, el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU criticó al Teletón y al gobierno mexicano porque “buena parte de los recursos del Estado para la rehabilitación de las personas con discapacidad sean administrados por un ente privado como el Teletón” y porque “dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad”.

El Comité de la ONU exhortó a “establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Asimismo, desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad como titulares de derecho”.

Ni la cancillería ni el Senado mexicano hicieron nada para frenar la difusión de estas observaciones que molestaron a la Fundación Teletón, dirigida por Fernando Landeros, amigo personal de Emilio Azcárraga Jean. El gobierno de Peña Nieto decidió replegarse y no aparecer en ninguna de las acciones de promoción a la donación.

Apenas en diciembre de 2012, días después de tomar posesión como primer mandatario, Peña Nieto acudió al set de Televisa, acompañado por su esposa Angélica Rivera, estrella de telenovelas de esa compañía, para promover la donación del Teletón. En 2014 ni Peña ni Rivera se pronunciaron por el Teletón.

Fernando Landeros, en entrevista con Milenio Televisión el 8 de diciembre, se quejó amargamente por los ataques contra Teletón y ubicó tres orígenes: el “fuego amigo” de fundaciones mexicanas que “fueron a Ginebra a hablar muy mal”; el propio comité de la ONU que emitió sus observaciones y la campaña en redes sociales de #NiUnPesoAlTeletón y rumores que circularon con declaraciones falsas de Lucero, la ex conductora de Televisa.

(Continúa…)