Raul SalinasLa exoneración definitiva de Raúl Salinas de Gortari, hermano, socio y cómplice del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, reitera la cadena de impunidad en el sistema político mexicano.

Tras 19 años de litigio, el llamado “hermano incómodo” del ex presidente de la República ha librado todos y cada uno de los expedientes judiciales en su contra y ha recuperado prácticamente todos los recursos que inexplicablemente atesoró con cargos menores.

Nada afectó a Raúl Salinas desde que salió libre de Almoloya el 14 de junio de 2005. Los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado del Estado de México –José Nieves Luna Castro, Adalid Ambriz y Manuel Baráibar Constantino- tras 10 horas de deliberación cumplieron con el compromiso del gobierno de Arturo Montiel con el ex presidente Carlos Salinas.

Los magistrados resolvieron a favor de Raúl Salinas la solicitud de amparo contra la sentencia de 50 años de cárcel por la presunta autoría intelectual del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, ex gobernador de Guerrero, ex cuñado de los Salinas y secretario general del PRI aquél septiembre de 1994 cuando fue ejecutado en la calle La Fragua, de la Ciudad de México.

La reciente exoneración del Tercer Tribunal Unitario Penal del Distrito Federal por el delito de enriquecimiento ilícito por el orden de los 207 millones de pesos, presuntamente desviados de la llamada “partida secreta” de la presidencia de la República entre 1990 y 1994 (2 mil 218 millones de pesos), es una prueba de la incapacidad inducida de la Procuraduría General de la República para investigar la riqueza inexplicable de Raúl Salinas.

¿Cómo puede explicar el propio Salinas de Gortari que con el salario de un servidor público de segunda categoría haya adquirido 49 propiedades en 9 estados del país?

¿Cómo explicar que los fondos de 130 millones de dólares depositados por Salinas de Gortari en seis bancos suizos sean producto solamente de “préstamos” de empresarios como Carlos Cabal Peniche, Carlos Hank Rohn, Roberto González y Adrián Sada?

¿Cómo explicar que el hermano del presidente de la República fuera capaz de “prestarle” 30 millones de dólares a Ricardo Salinas Pliego para que este empresario pudiera adquirir en 1993 las dos cadenas de televisión pública que dieron origen a TV Azteca?

Hay suficientes indicios para presumir un caso de impunidad inducida. Aquí algunos de ellos:

1.-La magistrada Martha del Carmen Hernández estuvo hasta noviembre de 2014 al frente de este Tercer Tribunal Unitario del Distrito Federal antes de ser nombrada consejera de la Judicatura Federal, a propuesta del Ejecutivo Federal.

La magistrada Hernández fue quien preparó la sentencia de este tribunal de última instancia.

Antes de ser magistrada fue subprocuradora del Estado de México, bajo las órdenes de Albergo Bazbaz Sacal. Este funcionario participó en el caso de Raúl Salinas como integrante del despacho jurídico que compartía con David Korenfeld, ex secretario estatal del Agua durante el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México.

Bazbaz Sacal también formó parte del despacho de José Antonio González Anaya, actual director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, vinculado al ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

2.-Tanto la liberación de Raúl Salinas de Gortari, en junio de 2005, tras una década en la cárcel acusado de presunto autor intelectual del asesinato de su ex cuñado José Francisco Ruiz Massieu, como en el crimen de Enrique Salinas, ocurrido en diciembre de 2004, las autoridades judiciales y el tribunal unitario del Estado de México jugaron un papel fundamental.

3.-El 2 de mayo de 2006, la Sala Número 11 del Tribunal de lo Penal de París anunció la absolución de Raúl y Enrique Salinas de Gortari en la investigación de las cuentas realizada s por los fiscales Patrick Fievet y Henri Pons. La gestión de este caso fue encabezada por el propio ex presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, quien acusó a la PGR del gobierno de Ernesto Zedillo de darle validez a los testimonios de dos testigos protegidos que “fabricaron pruebas” en contra de sus hermanos.