El presidente del Teletón, Fernando Landeros, y el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga. Foto: Octavio Gómez, Proceso.

El presidente del Teletón, Fernando Landeros, y el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga. Foto: Octavio Gómez, Proceso.

Para el presidente de la Fundación Teletón, Fernando Landeros, la crisis de este año de la institución se debió a un triángulo de enemigos: el “ataque de fuego amigo” proveniente de otras organizaciones; la recomendación del Comité para los Derechos de Personas con Discapacidad de la ONU y las redes sociales.

En entrevista con Milenio TV, Landeros admitió que sí fue afectado el Teletón y calificó de “irresponsable” e “incongruente” la actitud de muchas fundaciones que “fueron a Ginebra a hablar muy mal” de la institución creada en 1997 para recaudar fondos privados y públicos en la atención de las personas con discapacidad.

“¿Cómo pusieron en riesgo al Teletón? Poniendo en duda su credibilidad de una fundación cuyo primer ingreso se genera vía el evento Teletón. Durante cuatro años jamás visitaron un centro de rehabilitación, jamás entrevistaron a un colaborador, a un paciente; jamás revisaron una campaña o estuvieron en un evento Teletón”, se quejó amargamente Landeros.

Su interlocutor, el comentarista Carlos Marín, afirmó que “este año la embestida fue como nunca” y acusó a las fundaciones de ser “vividoras”. Landeros aclaró que se destinan recursos a cerca de 500 organizaciones, entre ellas, el 5 y 10 por ciento de lo que se recauda en las donaciones.

En redes sociales, criticó, se subieron videos editados en los que, por ejemplo, se muestra una entrevista falsa con la cantante Lucero y el conductor de Univisión, Jorge Ramos, en la que afirmó que salió del Teletón porque estaba “harta de tantas mentiras”.