Foto: Club Querétaro

Foto: Club Querétaro

El viernes pasado, durante el medio tiempo del partido de futbol entre Gallos Blancos de Querétaro y el Puebla, en el cual fue presentado ante la afición queretana el jugador brasileño Ronaldinho, el político Carlos Manuel Treviño Núñez detonó un nuevo escándalo que involucró al Partido Acción Nacional. El panista escribió en su Facebook un mensaje racista en contra del astro brasileño, llamándolo “simio”.

El mensaje en cuestión fue escrito por Treviño Núñez ante la molestia que le provocó el tráfico generado por el evento en las inmediaciones del estadio Corregidora de Querétaro. El panista escribió “En serio trato de ser tolerante, pero detesto el futbol y el fenómeno idiotizante que produce. Lo detesto aún más porque la gente estorba e inunda las avenidas para hacer que tarde dos horas para llegar a casa, y todo para ver a un simio, brasileño pero simio aun. Esto ya es un circo ridículo”.

Si bien el mensaje fue borrado ante los comentarios negativos que recibió, ello no impidió que el escándalo alcanzara nuevamente a un miembro del PAN.

Ante el mensaje racista, la directiva del club de fútbol Querétaro exigió a las autoridades un castigo ejemplar para el panista, quien fuera secretario de Desarrollo Social del municipio de 2006 a 2009. «Después de la lamentable publicación realizada por una persona de estatus público, Carlos Manuel Treviño Núñez, a través de las redes sociales insultando a nuestro jugador Ronaldinho exhortamos a las autoridades para que tomen cartas en el asunto y afirmamos que llegaremos hasta las últimas consecuencias», puntualizó el club en un comunicado.

«El racismo, la xenofobia, la desigualdad de género y otras prácticas discriminatorias son una forma de violencia que debemos erradicar como sociedad. Por ello exigimos un castigo ejemplar», agregó el Querétaro.

Este incidente recuerda lo sucedido hace apenas unos meses con el ex jugador del Barcelona Dani Alves, a quien desde el tribuna un aficionado del Villarreal lanzó un plátano cuando estaba por cobrar un tiro de esquina. Esto desencadenó todo un movimiento de apoyo a través de las redes sociales, en el que participó incluso la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Por otra parte, ese escándalo se suma a otros más que panistas han protagonizado este año, entre ellos la fiesta en Puerto Vallarta con bailarinas de un table dance en la que participaron diputados panistas y su entonces coordinador Luis Alberto Villarreal; el escándalo de los dos funcionarios de la delegación Benito Juárez que fueron encarcelados en el Mundial de Brasil 2014 por tocar a una mujer y golpear a su esposo al término de un partido; el evento de diputadas panistas en apoyo a Gustavo Madero en el cual la atracción central fueron stripers; los jóvenes panistas neonazis de Jalisco; y las expresiones discriminatorias del senador del PAN José María Martínez en la instalación de la Comisión de la Familia.

En esta ocasión, las declaraciones racistas del panista han convertido en trendig topic dentro de las redes sociales los hashtags #TodosSomosSimios y #DiscriminoComoElPAN, así como los términos Treviño y Ronaldinho.