Por Ignacio García

guardadoA pesar de que en México hay miles de jóvenes que practican futbol en diferentes categorías, solo hay un puñado de jugadores que militan en el Viejo Continente, y de estos solo algunos han llegado a trascender, mientras que en países con menos habitantes y más carencias económicas hay un mayor número de futbolistas que se desarrollan en Europa como los casos de Argentina, Uruguay o incluso Chile y Colombia.

México es considerado semillero de grandes jugadores, sin embargo, desde las categorías inferiores se limita a los jugadores para poderse desarrollar en el balompié de alto rendimiento, pues los promotores y directivos incurren en la corrupción que impide que los talentosos puedan trascender y solo quienes tienen vínculos cercanos con los dirigentes o quienes cuentan con el suficiente capital económico para pagar sus “Cuotas de Inscripción” lo hacen.

El ex jugador de los Pumas de la UNAM y ahora comentarista deportivo, Joaquín Beltrán, reconoció que actualmente muy pocos jóvenes logran llegar al máximo circuito del futbol mexicano, debido a la prevalencia de extranjeros en los clubes y al mal manejo de Fuerzas Básicas que existe entre los principales impulsores de Cantera en el país como son Pumas, Chivas y Atlas, (quienes han dejado de producir jóvenes con grandes condiciones) ahora solo hay un grupo muy reducido que logra llegar.

El ex seleccionado nacional confesó que los jóvenes en México tienen casi nulas posibilidades de poder brillar en el futbol europeo, pues los clubes mexicanos prefieren mantenerlos en sus filas sin considerarlos (como le sucede a Alan Pulido con Tigres) que dejarlos probar suerte.

Por ello según el ex futbolista profesional, no resulta extraño que en México la base de la selección nacional sean jugadores de la Liga local con poca experiencia internacional y el resto de los rivales tengan a sus representantes en diferentes ligas de máximo nivel en Europa.

Al respecto, el también ex jugador profesional del Pachuca, Gabriel Caballero, consideró que aunque en México hay jóvenes de gran calidad que pueden ser considerados “Cracks”, no logran desarrollarse debido a la corrupción que impera en el sistema mexicano, y por ello se conforman con algunos cuantos mexicanos que lleguen a militar en el extranjero.

Son casos contados, los jóvenes que deciden emprender el viaje a Europa, pese a las negativas de sus clubes como Ulises Dávila, Jesús Corona y Jonathán Espericueta, quienes están probando suerte en el viejo continente sin contar con la publicidad de los medios de comunicación mexicanos.

Algunos que son pretendidos no logran llegar, debido a que sus clubes prefieren que se posicionen en el futbol mexicano para después venderlos a un buen precio, sin embargo, después los futbolistas no se desarrollan y no surgen más ofertas extranjeras.

Jugadores como Jurgen Damm, Adolfo Pizarro, Marco Bueno, Marco Fabián, Hiriam Mier, Miguel Layún, Paúl Aguilar, Alan Pulido y Raúl Jiménez son algunos de los futbolistas mexicanos que han tenido la posibilidad de migrar al viejo continente para mejorar su calidad futbolística y llegar a trascender, no obstante, sus clubes se han negado a venderlos, ya sea por intereses económicos o por cambio de planes, lo que provoca que algunos de ellos se diluyan y se opaquen.

Mientras selecciones como Chile, Uruguay, Colombia, Argentina, Brasil y hasta Costa Rica cuentan en su mayoría con jugadores que militan en el futbol europeo y algunos son estrellas internacionales, en México, solo hay elementos constantes como Javier Hernández, Giovani Dos Santos, Andrés Guardado, Guillermo Ochoa y Héctor Moreno, quienes han logrado ganarse un espacio en el futbol europeo.

Una vez concluido el proceso mundialista de Brasil 2014, jugadores como Paúl Aguilar, Miguel Layún, Raúl Jiménez y Alan Pulido llamaron el interés de clubes de Europa y de estos, las posibilidades para que puedan ir son cada vez más lejanas, pues no cuentan con el respaldo de los equipos mexicanos para generar futbolistas de élite mundial.

Esta sería una de las razones, por las que de acuerdo con los ex futbolistas profesionales, México no logra trascender en competiciones internacionales como lo es el quinto partido de un Mundial, o ganar una Copa América, y su nivel se estanque, mientras que otras selecciones que eran inferiores deportivamente vayan creciendo como sucede con Estados Unidos y Costa Rica.