William Binney. Foto: Adam Berry/Getty Images.

William Binney. Foto: Adam Berry/Getty Images.

Edward Snowden no es el único ex agente de la NSA que describe métodos totalitarios, propios de una dictadura por parte de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, para la  vigilancia ciudadana. El ex técnico de la NSA William Binney afirmó ayer ante la comisión parlamentaria de Alemania, que investiga el espionaje masivo por parte de Estados Unidos en suelo Germano, que este país utiliza procedimientos propios de una dictadura  y que su objetivo es controlar a toda la población, describió a la NSA como una maquinaria peligrosa de recabación de datos con fines totalitarios.

«Quieren tener información de todo», aseguró Binney en su declaración ante la comisión del Parlamento Alemán, tras el escándalo por la captura de comunicaciones de millones de ciudadanos que incluían el teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel.

«Es un enfoque completamente totalitario, algo que hasta ahora se había visto solamente en dictadores», sostuvo Binney.

Binney, quien fue director técnico de la NSA entre 1970 y 2001, dijo que esas prácticas empezaron a desarrollarse poco después de los atentados contra las Torres Gemelas en 2001 y que, desde entonces, no han dejado de crecer hasta alcanzar sus proporciones actuales.

Se trata de la primera vez que un ex miembro del espionaje estadunidense declara ante diputados de Alemania.

Ex agentes de la NSA rompen el silencio tras las revelaciones de Snowden, pieza clave en la difusión mundial de las prácticas del espionaje de su país. Thomas Drake, también ex agente de la NSA, suscribió las declaraciones de Binney, ambos han confirmado que el teléfono de Merkel estaba intervenido, al igual que el del estudiante Sebastian Hahn, que había desarrollado un servidor capaz de borrar las huellas de los usuarios de Internet y burlar así la vigilancia.