NSA LogoEsta semana, autoridades de Pakistán presentaron formalmente una queja ante Estados Unidos por los reportes sobre espionaje en su país. Pakistán pidió a Estados Unidos que pare con sus actividades  de espionaje dentro de su país por el bien de las relaciones amistosas y de cooperación.

Según informes del periódico The Washington Post, la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) estaba autorizada por el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera a espiar 193 gobiernos extranjeros, así como a organizaciones políticas y otras entidades extranjeras, esto después de la certificación que se le concedió en 2010 por parte de este Tribunal.

Lo anterior se da como una respuesta a documentos desclasificados que revelan que la NSA espió al Partido Popular de Pakistán (PPP), que gobernaba el país en 2010.

«La embajada de Estados Unidos en Islamabad fue notificada hoy de que tal acción en contra de departamentos del gobierno de Pakistán u otras organizaciones, entidades e individuos, es incongruente con el derecho internacional y la reconocida conducta diplomática» dijo en su comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán, después de ver la información periodística que señala que fue uno de los países objeto de vigilancia por parte de departamentos del gobierno de Estados Unidos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que la referencia a un partido político en Pakistán fue sorpresiva y añadió que «además, le expresó a Estados Unidos que esa vigilancia es contraria al espíritu de las relaciones de amistad entre nuestros dos países».

Un documento clasificado de Estados Unidos revelado el lunes muestra que la agencia de espionaje de Estados Unidos había sido autorizada para espiar a la mayoría de los países y a algunos organismos internacionales así como a partidos políticos, entre ellos el PPP y el Partido Bhartiya Janata de la India, que gobierna la India. El PPP condenó a Estados Unidos por el espionaje contra el partido y demandó al gobierno que aborde con Estados Unidos el asunto a través de canales diplomáticos.