Entrega de firmas contra el fracking en el Senado de la República en oposición a este método de extracción de gas. Fueron recibidas por los legisladores Benjamín Robles Montoya y Layda Sansores. Foto: Pablo Ramos


Entrega de firmas contra el fracking en el Senado de la República en oposición a este método de extracción de gas. Fueron recibidas por los legisladores Benjamín Robles Montoya y Layda Sansores. Foto: Pablo Ramos

La Alianza Mexicana contra el Fracking (fractura hidráulica) entregó 10,281 firmas de ciudadanos ante el Senado de la República para exigirle a los legisladores “que no se aprueben las leyes secundarias en temas energéticos que incluyen” esta práctica para extraer gas shale, afirmó Claudia Camporo, vocera de la iniciativa.

A nombre del Senado y de la bancada del PRD, el legislador Benjamín Robles Montoya recibió las más de 10 mil firmas y se comprometió a abogar en la sesión de este primer día de periodo extraordinario que inició para la discusión y aprobación de las leyes secundarias.

La Alianza Mexicana afirmó en su comunicado que la técnica del fracking requiere de 9 a 29 millones de litros de agua por pozo, mezclados con arena y químicos, muchos de ellos contaminantes.

El fracking ha sido prohibido en países como Francia y Bulgaria, por considerar que contamina el agua, enferma y puede provocar sismos por la técnica utilizada para fracturar las piedras conocidas como lutitas.