Los senadores panistas Javier Corral y Javier Lozano discuten sobre leyes secundarias en materia de Telecomunicaciones. Foto: Cuartoscuro.

Los senadores panistas Javier Corral y Javier Lozano discuten sobre leyes secundarias en materia de Telecomunicaciones. Foto: Cuartoscuro.

El nuevo dictamen de la ley secundaria de telecomunicaciones y radiodifusión mantiene el criterio de preponderancia por “sector”, establece un artículo 9 transitorio para permitirle a Televisa seguir adquiriendo nuevas empresas en televisión restringida, otorga nuevas facultades a Secretaría de Gobernación en materia de contenidos e incorporan nuevas disposiciones para que los medios comunitarios e indígenas sólo tengan un rango de 20 watts de potencia y sus torres una altura de sólo 30 metros.

“Es grotesco, es una absoluta saña en contra de las concesiones de uso social”, afirmó el senador del PAN, Javier Corral, quien ironizó señalando que “hasta los vendedores de tamales oaxaqueños en la ciudad de México tienen más rango de cobertura” que los 20 watts a los que confinan a los medios comunitarios e indígenas.

“Se trata de legalizar la marginalidad de las estaciones comunitarias e indígenas”, subrayó la especialista Beatriz Solís. La también defensora de la audiencia en Radio Educación advirtió que en el nuevo artículo 41 transitorio se ordena que las actuales permisionarias de instituciones de educación superior –como Canal Once, del IPN, o TV UNAM- “no tendrán presupuesto adicional” para volverse medios convergentes.

En rueda de prensa convocada tras conocerse la versión final del dictamen que se discutirá este miércoles en comisiones unidas y pretende votarse en el pleno en periodo extraordinario para jueves o viernes de esta semana, Corral advirtió que se trata de una contrarreforma.

“Este dictamen viola el espíritu y la letra de la reforma Constitucional. Es un paso hacia atrás. Es clarísimo que en este dictamen se han privilegiado a las empresas dominantes por encima de las audiencias y de los usuarios”, afirmó Corral.

“Llamo a rechazar y a votar en contra de este dictamen”, sentenció el legislador considerado como el más crítico de este intento de regular el sector conocido como la Ley Peña Televisa o “la Segunda Temporada de la Ley Televisa”.

Corral hizo hincapié en la discriminación absoluta a los medios comunitarios y sociales. “Se les hace una reserva sioux”, porque sólo podrán transmitir en una parte del espectro que nadie podrá escuchar.

Más publicidad para TV abierta y restringida

Otro de los claros beneficios que el dictamen conocido hoy en el Senado es la posibilidad de que las estaciones de radio y televisión comercial puedan incrementar sustancialmente el porcentaje de su transmisión de publicidad.

Del actual límite que es el 18 por ciento como máximo de su tiempo total de transmisión, ahora podrán comercializar hasta el 38 por ciento, según Javier Corral.

La clave para incrementar el tiempo de publicidad está en la cuota de producción nacional y producción independiente. En los artículos 237 y 239 se les permite incrementar a los concesionarios comerciales de televisión incrementar 2 por ciento su tiempo de comercialización si 20 por ciento de su producción es nacional (el Canal 2, de Televisa, y el 13, de TV Azteca, sólo tienen producción nacional) y en 5 por ciento si destinan 20 por ciento mínimo a la producción nacional independiente.

En televisión restringida, se les permitirá comercializar hasta 6 minutos cada hora, a pesar de que esto violan consideraciones de derechos de usuarios y de audiencia, ya que se trata de televisión pagada.

Preponderancia por sector

Sin ninguna variación, el artículo 262 del dictamen establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones definirá al agente económico preponderante “en los sectores de radiodifusión y telecomunicaciones”. Sólo se le agrega una parte literal del artículo 8 transitorio de la reforma constitucional.

Las bancadas del PAN y del PRD discutieron durante estos últimos días en este punto. En ambos casos, acordaron que, ante los diferentes puntos de vista, cada senador votará a conciencia en el pleno sobre este tema.

Así lo explicó el coordinador de la bancada del PAN, Jorge Luis Preciado. Afirmó que “hay muchos riesgos si se cambia la palabra sector por la palabra servicio porque el IFT ya determinó que se regulan por sector”.

El coordinador panista, al igual que el dirigente nacional de este partido, Gustavo Madero, se lavaron las manos frente a este tema y señalaron dejarán al IFT y a la Suprema Corte de Justicia –donde están los litigios de Televisa y América Móvil- la determinación de si es por “sector” o por “servicio”.

En el dictamen se mantiene por “sector”. Para el senador Javier Corral se trata de “un claro esquema de protección a Televisa en su dominio en televisión restringida”.

“El objetivo de declarar la preponderancia es imponer medidas inmediatas para permitir la competencia en un servicio. Si el país tardó 22 años para nombrar a Slim preponderante en telecomunicaciones, ¿saben cuánto nos vamos a tardar en designar a Televisa preponderante en televisión abierta y restringida?”, cuestionó el legislador.

“Es grotesco que durante los últimos doce años de gobiernos panistas se le dio todo a Televisa. Y ahora el grupo de senadores más cercanos a Ernesto Cordero es el que le va a sacar a Enrique Peña Nieto su dictamen en el Senado”, afirmó el senador panista.

Se calcula que de los 38 senadores panistas, más de 22 votarán a favor de que se regule al agente económico preponderante por “servicio”.

La misma discusión fracturó a la bancada de 22 legisladores del PRD. Su coordinador Miguel Barbosa argumentó al interior de su bancada que así está en la Constitución, al tiempo que el senador Zoé Robledo –uno de los negociadores con el gobierno en la última etapa-, repartió documentos para argumentar que Televisa no tiene más del 50 por ciento de los suscriptores en televisión por cable.