Foto: AP

Foto: AP

Como un respiro se percibió en Televisa Deportes el índice de ratings que IBOPE registró en el partido del viernes 13 de México contra Camerún: el Canal 2 obtuvo 17.4 puntos (cerca de 9 millones de personas) frente a los 14 puntos de TV Azteca (7 millones).

El respiro es momentáneo porque las cifras del rating futbolístico del último año indican que la batalla de Televisa, con todos sus millones y el 70 por ciento de la audiencia, está siendo perdida frente a TV Azteca, a raíz de decisiones polémicas tomadas por Javier Alarcón.

En 2013, Televisa perdió consistentemente a la audiencia frente a la compañía de Ricardo Salinas Pliego en los juegos de la selección mexicana de futbol. El 7 de junio tuvo 9 puntos frente a 12.5 de TV Azteca en el partido de México contra Panamá; el 11 de junio tuvo 8.7 frente a 10.1 de TV Azteca en el partido de México contra Costa Rica; el 6 de septiembre registró 11.8 puntos frente a 12.7 puntos de su competencia en partido México-Honduras; y sólo emparejaron un poco el 10 de septiembre cuando Televisa registró 11.44 puntos frente a 11.47 de TV Azteca en el partido México-Estados Unidos.

En octubre de 2013 no le fue muy bien a la compañía de Emilio Azcárraga Jean en su disputa con TV Azteca por el rating de los partidos de la selección: el 11 de octubre registró 12.9 puntos frente a 13.7 de TV Azteca en el partido México contra Panamá; y el 15 de octubre el índice del IBOPE le otorgó 14.6 puntos a Televisa y 15.6 a TV Azteca en el partido Costa Rica-México.

En 2014, el encuentro amistoso entre México y Estados Unidos, el 2 de abril, colocó a ambas televisoras en un empate técnico por el rating: 14.5 para Canal 5 de Televisa con 22.9 de share (porcentaje de televisores encendidos), frente a 14.9 de Canal 7 con 23.6 de share.

El miércoles 28 de mayo, el partido México-Israel también colocó al duopolio en una situación de empate: en Canal 5 se registró 14.8 puntos de rating y 23.4 de share, en promedio, mientras Canal 7 tuvo 14.5 y 22.9 puntos respectivamente.

El sábado 31 de mayo, el partido México contra Ecuador le dio una clara ventaja a Televisa: 12.8 de rating y 34.9 de share, frente al 10.4 de rating y 28.4 de share en el canal 13.

Para los observadores, el éxito de TV Azteca se debe a las constantes críticas del comentarista Christian Martinoli al dominio de Televisa en la selección mexicana de futbol. Su tono irónico y crítico le ha ganado audiencias a la empresa de Salinas Pliego.

Espectáculo contra análisis

El despliegue tecnológico y de recursos de Televisa es muy superior al de TV Azteca, apostándole a la clásica mezcla de espectáculo con narración deportiva exhaltada de gritos y patrioterismo, pero poco análisis y muchas porras prefabricadas.

TV Azteca sigue en la misma línea, pero menos exhaltada, aunque se le adelantó a Televisa en la cobertura informativa de las protestas sociales previas a Brasil. El típico estilo de Javier Alatorre presionó a Televisa para que su estelar Joaquín López Dóriga también diera cobertura a las protestas.

En el caso de la televisión restringida, cuyos ratings no mide IBOPE, la apuesta es una alianza entre ESPN y Fox Sports para el programa Los Masters, conducido por José Ramón Fernández y Raúl Orvañanos. Es la fusión de dos acreditados comentaristas deportivos que alguna vez estuvieron juntos en Imevisión, antes de la compra de TV Azteca.

A esta dupla se suman David Faitelson, uno de los comentaristas con más ascendente entre tuiteros y usuarios de redes sociales, junto con Heriberto Murrieta, Rafael Puente y Carolina Padrón.

ESPN no obtuvo los derechos de transmisión de la Selección Mexicana, por lo que su programación se ha concentrado en la reseña y la crítica de todo lo relacionado con los partidos del Mundial.