foro-feminicidios-edomexDurante la realización del segundo Foro “Inseguridad en el Edomex, una visión propositiva”, la diputada Xóchitl Arzola Vargas afirmó que la violencia en contra de la mujer y los feminicidios que se viven a diario en el Estado de México, por el simple hecho de pertenecer a ese sector poblacional, justifican por sí solos la declaración de la Alerta de Género en la entidad. Declarar la alerta, dijo, resulta impostergable, pues el Estado está obligado a proteger a las mujeres de los constantes ataques y vejaciones en su contra.La legisladora destacó que según el informe De sobrevivientes a defensoras: Mujeres que enfrentan la violencia en México, Honduras y Guatemala, realizado por la ONU, en nuestro país diariamente son asesinadas 6.4 mujeres. El informe, agregó, detalla que entre el 2006 y el 2012 aumentaron los feminicidios aumentaron en México en un 40%, quedando un 95% de estos crímenes sin castigo.

Según el Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio, en los últimos siete años en el estado de México han sucedido más de mil casos de presunto feminicidio. Más de la mitad de éstos, el 54%, se dio en 10 municipios, encabezados por Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Toluca.

El 60% de las mujeres asesinadas, señala el observatorio, murieron en hecho en los que se dio un alto grado de violencia, existiendo evidencias de uso excesivo de la fuerza física. Lo anterior, indica que en estos casos existió la intención de provocar sufrimiento en las víctimas. El mayor porcentaje de las mujeres que murieron, se encontraba entre los 11 y los 30 años de edad, alertó Arzola.

Al hacer uso de la palabra, el periodista y autor del libro Las muertas del Estado, Humberto Padgett, señaló que, entre 2006 y 2012, solamente seis municipios de los 125 que integran a la entidad no reportaron feminicidios. Esto, añadió, habla de que en el estado de México existe una violencia generalizada en contra de la mujer.

Padgett explicó que las familias que han sufrido la desaparición de una familiar, tienen que enfrentar una pena doble; por un lado la larga búsqueda y por el otro enfrentar extorsiones por parte de las autoridades para “agilizar las indagatorias”. Lo que resulta más lamentable, consideró el periodista, es que las propias autoridades culpan a las vícitimas de su propia desaparición e incluso de su muerte. Por ello, advirtió, para que se comience a tomar en serio el problema de los feminicidios se requiere de autoridades serias y profesionales que impartan y procuren justicia.

Por su parte, el director de justicia, derechos humanos y género del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio, Rodolfo Domínguez Márquez, puntualizó que del 2011 al 2012 un total de 560 mujeres fueron asesinadas en territorio mexiquense, de estas muertes solamente 115  se catalogaron como feminicidio y el resto fueron calificados como homicidios dolosos. En este sentido, dijo, las supuestas acciones del gobierno del estado para enfrentar este problema son sólo simulaciones, por lo cual hizo un llamado a las ONG´s y a los legisladores para que desarrollen las herramientas y mecanismos que permitan enfrentar el grave problema de los feminicidios.