jovenesEl Grupo de inteligencia de Creative Artist Agency (CCA) realizó un estudio a mil 300 jóvenes que arrojó resultados inesperados. De esta muestra, solo el 11% de adolescentes de entre 14 y 18 años, comparten información personal en Internet, comparado con el 17% de los jóvenes entres 19 y 24 años y el 27% de los que tienen entre 25 y 34 años.

Por lo cual, es evidente que los adolescentes están mas preocupados por su privacidad que los jóvenes mayores de 20 años. De ellos están surgiendo nuevas aplicaciones y sitios web que previenen el robo de información y garantizan el anonimato, asegura la CAA.

El espionaje de la NSA, expuesto por Edward Snowden, parece haber modificado la forma en que los jóvenes ven y se preocupan por su vida en torno al Internet. «Ahora hasta los niños de 12 años se preocupan acerca de las cookies y la privacidad», dice Jamie Gutfreund, Directora de Estrategia del Grupo de Inteligencia de la CCA.

Otros resultados, arrojados del mismo estudio, demuestran que casi el 18% de los jóvenes entre 14 y 18 años comparten contenidos por lo menos una vez al día en las redes sociales, mientras que el 35% de los que tienen mas de 25 y hasta 34 años lo hacen con más frecuencia

Para los mas jóvenes existen toda una serie de sitios web y aplicaciones, como Snapchat, Whisper, Kik y Secret, que utilizan para comunicarse de forma anónima o más privada, a comparación de las redes sociales tradicionales. También borran las cookies y los historiales de navegación con más frecuencia, dice el Informe Cassandra del Grupo de Inteligencia.

Esto no quiere decir que los adolescentes estén abandonando las plataformas sociales tradicionales como Facebook, pero las están utilizando de manera diferente.

El Informe Cassandra también descubrió que YouTube es la mejor plataforma de redes sociales para los de 14 a 24 años de edad, mientras que Facebook es el rey entre los que tienen 25 a 34 años de edad.

Este informe del Grupo de Inteligencia puede ser una advertencia de que la próxima generación de consumidores tendrá una tolerancia aún más baja en la protección de datos.