Logo PRISM Fuente: The Guardian

Logo PRISM
Fuente: The Guardian

La recolección de datos que los programas de espionaje por internet realizan se centra en cuestiones «específicas» y no recolecta información de manera general. Así lo declaró el pasado miércoles 19 de marzo Robert Litt, director jurídico de la Dirección de Inteligencia Nacional (Odni), encargada de coordinar en conjunto las agencias de inteligencia estadounidenses.

Determinamos lo que queremos y luego lo obtenemos de manera específica, y por eso se trata de una recolección determinada de datos y no masiva, dijo el directivo, para agregar posteriormente que no se revisa toda la información que circula en redes, sino a individuos sospechosos de terrorismo y otras amenazas.

Brad Wiegmann, del departamento de Justicia, agregó que estos programas nunca investigan un nombre o un término genérico, pero sí direcciones de correo electrónico sospechosas, que contengan palabras que puedan activar la alarma. Si se encontrase, por ejemplo, una dirección que fuera “terroriste@google.com”, la NSA solicita a los servidores de Internet proporcionar los mensajes que han sido enviados o recibidos en esta cuenta, así como mensajes que mencionen esta dirección.