por Jenaro Villamil /Corresponsales: Noé Zavaleta, Jorge Covarrubias, Luciano Campos, Gabriela Hernández, Isaín Mandujano, Sergio Caballero

Segunda de tres entregas del reportaje publicado originalmente en la edición 1941 del semanario Proceso. Consulta la primera aquí.

Opacidad y despilfarro

Manuel Velasco CambioEn todos los casos se tratan de inversiones millonarias al año, superiores a lo presupuestado en algunos programas sociales importantes, como es el caso de Manuel Velasco Coello. El mandatario chiapaneco ejerció un presupuesto de 129 millones 434 mil 602 pesos en comunicación social, mayor a los 101 millones 705 mil pesos destinados a la Secretaría de Pueblos Indígenas, en la entidad donde ocurrió hace 20 años el levantamiento indígena del EZLN.

Para el 2014, en materia de difusión e imagen de gobierno, se presupuestó menos en Chiapas: 62 millones de pesos netos, pero para el Sistema Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía, dedicada a promover la imagen del gobernador, el presupuesto es de 63 millones de pesos, 3 millones de pesos más que en el 2013.

Un caso estrambótico es el de Eruviel Avila, del Estado de México. En el Decreto Número 173 sobre los egresos de todo el gobierno en 2014 en el rubro de Coordinación de Comunicación Social están presupuestados 99 millones 657 mil pesos, pero en el rubro de “Comunicación Política y Fortalecimiento Informativo”, se presupuestaron 196 millones 466 mil pesos para este año. Este monto es superior a los 83 millones 373 mil pesos de gastos en coordinación metropolitana.

Hasta ahora, nadie sabe a ciencia cierta de qué se trata esto de “fortalecimiento informativo”. Lo que es un hecho es que Avila sigue los pasos de su antecesor Peña Nieto y aparece casi todas las noches en los noticiarios televisivos como en los infomerciales del actual presidente para promover sus obras de gobierno o discursos. “La Hora de Eruviel”, le dicen los productores de Televisa y TV Azteca al segmento del infomercial.

El Gobierno del Estado de México no desglosa en sus reportes de transparencia ni los contratos ni los gastos por medio. Sólo a raíz de una solicitud de información, el INFOEM –organismo estatal de transparencia- difundió en su expediente 01170/INFOEM/RR/2012 que durante ese año Eruviel Avila pagó 50 millones de pesos a Televisa y 3 millones de pesos a Canal XXI S.A. de C.V. o Televisa Toluca por contratación de espacios publicitarios.

Uno de los dispendios más grandes, según los datos oficiales, es el del mandatario veracruzano Javier Duarte, quien comparte con Eruviel Avila y Roberto Borge, la estrategia de pagos millonarios no sólo a medios electrónicos sino a blogs, medios digitales y a prensa estatal y nacional.

Para el ejercicio fiscal de 2014 el Congreso estatal le aprobó un monto total de 226 millones de pesos en comunicación, difusión e información.

El presupuesto de Duarte contempla dietas anuales de la Coordinación de Comunicación Social, de la Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas de Veracruz (Ceapp), de Radio y Televisión de Veracruz (RTV) y de una partida para “difusión de obras en medios informativos”.

Esta última asciende a 128 millones 203 mil 716 pesos para difusión en medios informativos (convenios publicitarios en televisión, prensa, radio así como su promoción hollywoodense en Cinépolis), y 2 millones 153 mil pesos en asuntos jurídicos.

En el proyecto que envió a la Secretaría de Finanzas y Planeación –cuya copia obtuvo Proceso–, el área de Comunicación Social, a cargo de Georgina Domínguez Colio solicita para la administración financiera de recursos humanos y de operación un monto de 76 millones 62 mil 919 pesos, que se redondea en 80 millones si se incluyen pequeñas partidas para atender “difusión de equidad de género” y “promover la transparencia” del organismo.

En su comparecencia ante el Congreso, la coordinadora de Comunicación Social del gobierno veracruzano justificó la solicitud de más recursos argumentando que persiste el “reto” de comunicar todas las acciones y obras del “doctor Duarte”.

Sin embargo, no detalló el presupuesto que su dependencia tiene en el Distrito Federal, el costo de las llamadas “oficinas alternas de prensa” que monitorean a la oposición, pero admitió que el gobierno estatal invierte alrededor de 300 mil pesos por año para promocionar la imagen de Duarte en “algunas salas de cine” de la Organización Ramírez.

En Nuevo León, el Congreso le aprobó a Rodrigo Medina una partida de 190 millones de pesos para difusión en 2012, pero el gobernador priista echó mano de la facultad que le permite ajustar el presupuesto e hizo que este gasto ascendiera ese año a 1,200 millones de pesos, según denunció el legislador panista Jesús Hurtado.

La bancada panista no ha podido desglosar el gasto en publicidad y comunicación social en 2013, pero el Congreso le aprobó un presupuesto original de 200 millones de pesos. Para 2014, este monto se incrementará en 25 por ciento, ya que se elevará a 250 millones de pesos.

Si continúa la tendencia discrecional de incrementar las erogaciones para exaltar la imagen de Medina, en 2014 el gasto puede terminar en 1,800 millones de pesos, teme Jesús Hurtado, en declaraciones a Proceso.

La Auditoría Superior del Estado (ASE) apercibió al gobernador por el incremento desmesurado del gasto en propaganda y comunicación en 2012, que alcanzó casi un 600 por ciento más en referencia a la cantidad originalmente presupuestada.

Medina ha utilizado la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León como fórmula para organizar eventos y grabar spots de promociones, donde él aparece. Ha contratado a estrellas de cine como Gael García o Martha Higareda, para que sean la “imagen” de Nuevo León, al estilo de lo que hizo Angélica Rivera, La Gaviota, en el Estado de México durante la administración de Peña Nieto.

Tan sólo en 2012, en 4 campañas de difusión Medina gastó 67 millones de pesos. Los beneficiarios fueron Televisa y TV Azteca. En el Distrito Federal anunció la campaña Nuevo León Extraordinario para acabar con la “mala imagen” de la entidad, derivada de la violencia desbordada que reportaba ejecuciones masivas casi a diario. La estrella de promoción fue la tabasqueña Martha Higareda. Se gastaron 22 millones de pesos en esta campaña.

En Jalisco, el gobernador priista Aristóteles Sandoval destinó tan sólo en el primer semestre de 2013 un total de 105.2 millones de pesos en la partida 3611 que corresponde a difusión por radio, televisión y otros medios. El presupuesto original era de 70 millones de pesos. Fuentes cercanas al mandatario confiaron a Proceso que el gasto real pudo ascender a casi 300 millones de pesos.

Durante todo el 2013, Sandoval se colgó de diversas campañas de publicidad, en las que destacan al menos cuatro en las que dilapidó 57.4 millones de pesos: Bienestar (33  millones de pesos) Austeridad (5.6 millones de pesos), Mochilas con Útiles dirigida a estudiantes de primaria y secundaria (3.1 millones de pesos) y Bienevales y Nuevo Modelo de Transporte (15.7 millones de pesos).

Hasta agosto de 2013, el gobierno de Aristóteles ejerció más de 30 millones de pesos en contratos con televisoras, entre ellas, TV Azteca, Televisa y Canal Ocho (propiedad del priista Héctor Vielma).

En el mismo periodo asignó contratos por 12 millones de pesos para radio, y otra cantidad semejante para medios impresos. Como otros gobernadores, también utilizó las salas de cine. La campaña Bienestar se exhibió en Cinépolis, con un costo de 8.6 millones de pesos; y la empresa IM&M Interancional en Medios SC cobró 1.7 millones de pesos por servicios de internet y manejo en redes sociales.

En Quintana Roo, la Unidad del Vocero, como se le llama a la partida presupuestal dedicada a comunicación, difusión y propaganda, tuvo un presupuesto oficial de 33 millones 474 mil pesos en 2013 y será de 33 millones 083 mil pesos en 2014.

Sin embargo, dirigente opositor Antonio Meckler Aguilera, sostiene que el gasto en la imagen del gobernador Roberto Borge sale de “diversos montos”, distribuidos entre varias dependencias, y asciende entre 700 y 800 millones de pesos.

A su vez, la diputada federal Graciela Saldaña afirma que Borge es un innovador en el tema de redes sociales, ya que cuenta con cientos de tuiteros a sueldo y dedicados a contrarrestar a opositores o lanzar campañas de calumnias.

El coordinador de redes sociales de Borge es César Mortera Egremi, autonombrado presidente en Quintana Roo del Movimiento Nacional de Cibernautas, con un salario mensual de 50 mil 943 pesos.

“Estamos ante una impresionante maquinaria de imagen del gobierno del estado con un enorme uso de recursos públicos con un uso discrecional”, sintetizó la diputada Saldaña, del PRD.

Campanas Invisibles Puebla 01Puebla es otro de los casos más escandalosos de dispendio y opacidad en gastos de comunicación. Su gobernador Rafael  Moreno Valle, apoyado por el PAN y apadrinado originalmente por Elba Esther Gordillo, concentró más del 60 por ciento de su presupuesto oficial de 180 millones y 126 millones (en los dos últimos años) a publicidad en Televisa y TV Azteca.

Tan sólo en 2011, Moreno Valle destinó 88.5 millones –casi el 50 por ciento del presupuesto de 180 millones– a Televisa y 24 millones para TV Azteca. A Televisa le obsequió un terreno de 6.7 hectáreas, valuado en 325 millones de pesos, y destinó 116 millones de pesos para la construcción del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) en Puebla. Y aportó 36 millones para que la televisora llevara a cabo su versión de Espacio 2011 en la capital poblana.

También ha sido generoso con TV Azteca. Le entregó el edificio histórico que albergó la ex fabrica textil La Constancia Mexicana para convertirlo en la sede del Centro de Formación para la Orquesta Infantil Esperanza Azteca, con una inversión de 81 millones de pesos.

Para 2014 habrá destinado un monto total de 31.5 millones de pesos a la Asociación Poder Cívico, que preside Andrés Roemer, conductor de TV Azteca, que organizan el evento La Ciudad de las Ideas.

En 2012, Moreno Valle fue criticado por gastar 42 millones 133 mil 400 pesos -3.2 millones de pesos diarios- durante tan sólo 13 días para promover su Primer Informe de Gobierno. Destinó 16 millones en televisión, 6.7 millones en radio y 8.11 millones de pesos en medios impresso.

También invirtió 30 millones de pesos del erario para la filmación de la película sobre la Batalla de Puebla, en la que aparecen entre los coproductores Estudios Churubusco Azteca y Televisa Film.

Continúa mañana.