por Héctor Ramos

Frío 01La base de defensas que combaten a virus y bacterias se encuentra en el sistema digestivo. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), prevalecerá el frío durante la próxima semana, en la mayor parte de la República.

Por la relación que existe entre el clima frío y las infecciones en vías respiratorias, la Secretaría de Salud emitió un comunicado en el que espera un incremento en el número de casos y defunciones causados por la influenza AH1N1.

En dicho texto puntualiza que los casos graves y defunciones han ocurrido en personas de entre 35 y 55 años de edad que previamente ya padecían otras afecciones como obesidad, diabetes, quienes además solicitaron la atención médica hasta seis días después de haber iniciado el cuadro de influenza.

Entre el 1 y 16 del año en curso, se han registrado 32 muertes por influenza, de las cuales 30 corresponden al tipo H1N1, –al que la SSA señala como estacional, lo que significa que ya es un virus de circulación habitual que no representa riesgo adicional a la población–, por lo que recomienda a las personas vacunarse, además de seguir una serie de recomendaciones.

De acuerdo con la dependencia, quienes principalmente deben recibir el antídoto, son niños y adultos en plenitud (arriba de los 60 años), personas con enfermedades cardíacas,  diabéticos, pacientes con VIH/SIDA, y en general, quien por algún otro padecimiento tenga comprometido el sistema inmune.

La dependencia, que está bajo la dirección de la doctora Mercedes Juan López, indicó que durante la temporada de frío se han aplicado 16 millones 890 mil 626 vacunas, que de acuerdo con la SSA, protege contra los virus estacionales A (H1N1), A(H3N2) y tipo B. Aunado a esto, destacó que cuenta con alrededor de 1.4 millones de tratamientos de Oseltamivir en la reserva estratégica.

Así como algunas personas reportan protección contra la influenza, y otras infecciones a partir de la vacunación, también son comunes los casos en los que se manifiestan quejas. En este sentido, la aplicación del Oseltamivir ha sido discutida por autoridades sanitarias en el mundo, ya que hay reportes en los que se relaciona con delirios, alucinaciones y autolesiones, principalmente en la población infantil. (El reporte aquí)

Por otra parte, Activo Saludable dio a conoce en días previos, que la revista Science Traslational Medine publicó la investigación lidereada por un investigador mexicano, en el que se encuentra como responsable de la narcolepsia, la enfermedad del sueño, a la vacuna Pandemrix utilizada contra el virus A(H1N1).

Especialistas como el doctor Umberto Cornelli, Presidente de la Sociedad Europea de Nutrición Biológica, han explicado que en el tracto gastrointestinal es donde se encuentra 70 por ciento del sistema inmunológico.

Coloquialmente, se explicará que desde el esófago hasta la última parte del intestino delgado, se encuentra desplegada una alfombra de pelo grueso, cada uno de esos “pelos” son los que fabrican los anticuerpos con los que el organismo se defiende de virus y bacterias.

A estos “pelos”, el doctor Cornelli los explica biológicamente como vellosidades, que si se encuentran en buen estado podrán cumplir su función. La mejor manera que se tiene para “descomponer” estas vellosidades, es consumiendo irritantes como el tabaco, alcohol, picantes y todo lo que se sabe que lastima al estómago.

Por lo tanto, si el tracto gastrointestinal se encuentra debilitado, el sistema inmunológico no podrá producir la cantidad de defensas suficientes para combatir a virus y bacterias como los de la influenza o la neumonía, entre otros.

Umberto Cornelli, decano de la Universidad de Loyola de Chicago, Estados Unidos, sugiere implementar un esquema de prevención basado en el consumo de tabletas de calostro bovino, las cuales además de reparar los daños del tracto gastrointestinal, también protegerán a las personas con enfermedades virales y bacterianas.

Las medidas preventivas recomendadas por la Secretaría de Salud son las siguientes:

  • Reforzar las defensas de los niños y ancianos con alimentos y complementos  altos en vitamina C y A (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.
  • Abrigarse bien al salir, usando varias capas, especialmente a niños y adultos mayores.
  • Abrigarse con ropa gruesa de preferencia de algodón. Evitar las prendas ajustadas y de tela sintética.
  • Si permanece mucho tiempo en un lugar caliente, tape su boca al salir.
  • Cubrir los lugares donde puedan entrar corrientes de frío.
  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o usar alcohol gel.
  • Toser y estornudar cubriéndose con un pañuelo, o con el ángulo que forma el brazo con el antebrazo.
  • En caso de presentar fiebre, síntomas respiratorios y/o malestar general  acuda al médico para recibir tratamiento oportuno.
  • No automedicarse.
  • No permanecer en lugares donde haya humo de cigarro y, en general abstenerse de fumar.
  • Evitar la exposición a contaminantes ambientales.