Proceso.

Edward Snowden 02MÉXICO, D.F. (apro).- En algún lugar de Moscú, el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA en inglés) de Estados Unidos, Edward Snowden, recibió el premio Sam Adams por haber revelado el espionaje mundial que lleva a cabo la CIA.

Cuatro exinformantes de las actividades ilegales de la CIA, el NSA y el FBI —Thomas Drake, Raymond McGovern, Jesselyn Radack y Coleen Rowley— y Sara Harison, colaboradora de WikiLeaks, entregaron el premio al también extécnico de la CIA.

El portal Wikileaks publicó hoy una fotografía de Snowden con los otros exinformantes. Es la primera que se hace pública desde que Rusia otorgó asilo al estadunidense en agosto pasado.

A excepción de McGovern, todos han sido galardonados con el premio Sam Adams, que lleva el nombre de un analista de la CIA durante la guerra de Vietnam, que acusó a las fuerzas armadas estadunidenses de subestimar la fortaleza del enemigo con motivos políticos. El premio es entregado anualmente por Sam Adams Associates for Integrity in Intelligence.

Radack reveló datos sobre la actividad ilegal del FBI; Drake es exinformante sobre la actividad de la NSA; Rowley filtró información sobre el FBI, y McGovern es exinformante de la actividad de la CIA.

En entrevista con el canal de televisión Russia Today, Radack dijo que Snowden “está muy bien, muy concentrado. Sigue siendo muy inteligente y alegre”.

El exagente de la CIA “está convencido de que lo que hizo fue lo correcto. Está tranquilo y quiere saber qué le depara el destino”, dijo por su parte McGovern.

Esa opinión la compartieron los cuatro exinformantes. Drake agregó que pagó “un precio muy alto” por sus actos.
Su familia y sus amigos, dijo, recibieron amenazas. “Tengo suerte de estar libre. Pero es el precio que siempre se paga por estas cosas”, apuntó.

Radack señaló que nunca pudo imaginar que el presidente (Barack) Obama perseguiría a personas como Thomas Drake, Edward Snowden y Bradley Manning, el soldado que reveló a Wikileaks los abusos del Ejército de Estados Unidos en Afganistán e Irak.

Radack trabajó como consejera ética del Departamento de Justicia de Estados Unidos, y reveló en su momento que después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, el FBI interrogó a John Walker Lindh, conocido como el “talibán americano”, sin que hubiera un abogado presente.

Este jueves, Lon Snowden, padre del exanalista de la NSA, acusado en un tribunal federal de Virginia de infringir la Ley de Espionaje, llegó a Rusia para visitar a su hijo.

Lon no dijo cuándo ni dónde va a reunirse con su hijo pero expresó optimismo sobre su situación.

“He escuchado muchas cosas a través de los medios, y presumo que, dadas las circunstancias, él está tan bien como pudiera esperarse. Él está a salvo y libre, y eso es bueno”, dijo tras su llegada a Moscú en entrevista con The Associated Press. Sin embargo, advirtió que duda que su hijo vaya a regresar a Estados Unidos.

Snowden también fue nominado por un grupo ecologista y de extrema izquierda del Parlamento Europeo para recibir el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia por haber revelado “la vigilancia sistematizada” de Estados Unidos en todo el mundo.

Sin embargo el galardón fue otorgado a la joven paquistaní Malala Yousafzai, por su lucha por el derecho de los niños a recibir educación.