Instalaciones de MVS en la ciudad de México. Foto: José Carlo González. Fuente: jornada.unam.mx

Instalaciones de MVS en la ciudad de México. Foto: José Carlo González. Fuente: jornada.unam.mx

Un nuevo episodio en la disputa por la banda 2.5Ghz entre Grupo Televisa y Grupo MVS surgió a raíz de que el 2 de octubre pasado, Cablevisión, filial de la primera empresa, interpuso una demanda de amparo contra el posible refrendo parcial de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a las concesiones que detenta la compañía dirigida por Joaquín Vargas en este espectro.

De acuerdo con información publicada por el periódico Reforma, Cablevisión interpuso ante la jueza primera de distrito Laura Gutiérrez de Velasco una demanda de amparo bajo los siguientes términos:

“Se impugna el oficio, resolución o cualquier acto por medio del cual resolvió prorrogar la vigencia y/o modificar cada uno de los títulos de concesión de MVS para el uso, aprovechamiento y explotación de las bandas del espectro radioeléctrico para televisión y audio restringido vía microondas”, según el oficio al que tuvo acceso el periódico.

En respuesta a esta información, Grupo MVS emitió un comunicado este martes 8 de octubre señalando que aún no ha sido notificada “de demanda o procedimiento judicial alguno” y advierte que “no sorprende que Televisa utilice todo tipo de medios y maniobras para prolongar y acendrar su dominancia en los mercados de tv abierta y tv restringida en el país. Así lo ha hecho invariablemente y por muchos años”.

La disputa por la banda 2.5Ghz, de las cuales la mayoría de los 190 Mhz concesionados están en manos de Grupo MVS, se prolongó durante todo el sexenio de Felipe Calderón. En agosto de 2012, la SCT decidió “rescatar” el espectro de esta banda, ideal para los servicios de televisión, internet banda ancha y audio, bajo el argumento de que MVS no quería pagar la contraprestación debida.

En septiembre de este año, la SCT circuló información sobre una negociación en curso con MVS y con otro grupo de concesionarios de esta banda para refrendar parcialmente 60 de los 190 Mhz, a cambio del pago de derechos y contraprestaciones, y que los 130 Mhz restantes entrarían a licitación. Hasta ahora, no se ha informado oficialmente de los resultados de esta negociación.

En el proyecto de la Ley Federal de Derechos para 2014, la Secretaría de Hacienda plantea que los concesionarios de esta banda paguen hasta 2018 la tarifa correspondiente por los servicios de televisión restringida vía microondas.