antena mvsTras más de 7 años de litigio, los concesionarios de los 190 Mhz de la banda 2.5 Ghz, en su mayoría detentados por el Grupo MVS, acordaron con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes devolver el 68 por ciento del espectro (130 Mhz), a cambio de que se les refrenden la concesión de 60 Mhz por 15 años más y que cambien a la figura de “concesión única” a más tardar el 31 de diciembre de 2016.

De acuerdo con el comunicado emitido por la SCT, será el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la nueva autoridad reguladora del sector, el responsable de fijar una contraprestación por el refrendo parcial una vez que las operadoras cambien sus actuales títulos de concesión a la figura de “concesión única”, surgida de la reforma constitucional a la radiodifusión y las telecomunicaciones.

De lo contrario, los títulos de concesión otorgados quedarán sin efecto y podrán ser regresados al Estado. Los 60 Mhz podrían ser licitados, junto con los 130 Mhz del espectro devuelto.

La SCT celebró que “con esta determinación, la banda 2.5 Ghz queda libre de litigios”, pero aún no se sabe cuál será la determinación del IFT con respecto a los 130 Mhz que serán devueltos.

El litigio por esta banda –ideal para los servicios de cuádruple play– se agudizó en el sexenio de Calderón, debido a las presiones de Grupo Televisa, quien consideró que MVS detentaba un “monopolio” de concesiones en esta banda. En paralelo, la disputa se acrecentó por la línea editorial del noticiario matutino de Carmen Aristegui, al final del sexenio de Calderón. Y se utilizó como un mecanismo de presión para el grupo dirigido por Joaquín Vargas, según denunció el empresario en rueda de prensa en agosto de 2012.

En paralelo, el lunes 14 se canceló una reunión de intermediación a la que convocó la comisionada de IFT, Adriana Labardini con representantes de las empresas Dish México (de MVS), Sky (de Grupo Televisa) y TV Azteca para discutir los alcances del must carry y del must offer.

En esta reunión estarían presentes representantes de las agrupaciones AMEDI y Observatel, pero no llegaron los directivos de las empresas de telecomunicaciones.

Este es el otro frente abierto entre Grupo MVS y Grupo Televisa, a raíz de que Dish anunció la incorporación de los canales abiertos de las empresas de Emilio Azcárraga Jean y de Ricardo Salinas Pliego en su sistema de televisión restringida digital.

Televisa promovió un amparo en contra de la decisión de Dish, mientras que IFT ha tratado de concilia sin que hasta el momento se pronostique una resolución de este litigio que fracturó el sector de las telecomunicaciones durante todo el sexenio pasado, junto con la disputa por el refrendo o la devolución de los 190 Mhz de la banda 2.5Ghz.