Sin Embargo.

Caro QuinteroCiudad de México, 14 de agosto (SinEmbargo).– Un Juez federal giró esta tarde una orden de detención provisional con fines de extradición en contra de Rafael Caro Quintero, por diversos delitos por los que se le acusa ante una Corte Federal de Distrito en California, en Estados Unidos.

La solicitud formulada por el Gobierno de EU fue presentada por conducto de la PGR ante un Juez Federal, quien resolvió la procedencia del otorgamiento de dicha medida provisional.

Una vez que se cumplimente la orden de detención contra Rafael Caro Quintero, EU contará con 60 días para presentar la solicitud formal de extradición, en los términos que dispone el Tratado de Extradición celebrado entre el Gobierno de México y el de Estados Unidos.

El pasado 9 de agosto un tribunal federal en Guadalajara absolvió y ordenó la libertad inmediata del capo fundador del Cártel de Guadalajara luego de determinar que fue juzgado de manera incorrecta sobre el asesinato de un agente de la DEA.

La liberación de Caro Quintero, se dio puesto que ya cumplió las condenas que se le impusieron por tráfico de drogas y el caso que tenía en su contra por el secuestro y asesinato de Enrique Camarena, agente del Departamento Antidrogas Estadounidense (DEA), fue desechado por un fallo de jurisdicción.

Apenas el día de ayer, Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República, dijo que hay una preocupación en la dependencia que dirige por la liberación de Caro Quintero pues hay muchos casos similares que esperan sean resueltos por el Poder Judicial de la Federación.

“No juzgo todavía sobre cuestiones de buena o mala fe, pero no entiendo el mecanismo que lo lleva a resolver una situación de esta naturaleza, no lo entiendo y me preocupa, me preocupa porque están en la misma circunstancia muchos otros procesos muy delicados”, expuso el titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

En una conferencia dentro del Seminario Violencia en México, organizado por el Colegio de México, Murillo Karam dijo que le produce un “escozor” la liberación, pues aún no entiende el mecanismo que llevó al Tribunal a dejar libre a Caro Quintero.

“El fuero no puede convertirse en razón para liberar a nadie porque en este caso la sentencia de primera entrada nos produce escozor, porque resulta que el tribunal dice que quien lo juzgó no era competente y ordena al [tribunal] incompetente que prácticamente lo sentencie sin juicio y obviamente lo tiene que sentenciar dejándolo en libertad”, abundó el funcionario.