por José Arturo Salcedo Mena

@salcedoarturo

Logo Venom MarketingVenom Marketing & Branding se describe a sí misma como la “única agencia de marketing especializada en el sector educativo de México, creadores de campañas de impacto a nivel nacional en todos los medios, única agencia de experiencia exitosa de más de 15 años en el sector educativo de México, y revolucionadores (sic) del marketing educativo”.

Su director creativo es Edgard Pontex, quien de acuerdo con su perfil de LinkedIn es “Creador de las Campañas ‘Animales’ y ‘Personajes Históricos’ para la Universidad Insurgentes, ‘Cyborg’ para Universidad Lucerna, ‘La mejor etapa de tu vida’ para CUDEC, ‘Friends’ para Colegio Citlalli, ‘Perro’ para Harmon Hall; así como ‘A los adultos cochinos se los lleva el Coco’ para el Gobierno de Querétaro, ‘Fantasmas’ para Hoteles Best Western, entre muchas otras”.

Efectivamente, tanto Venom Marketing & Branding como su director creativo son los responsables, como se afirma en el sitio web de la agencia del “lanzamiento de campañas creativas memorables”. Sí, la gente recuerda sus campañas no precisamente porque les hayan gustado o les haya incitado a comprar los servicios que anuncian, sino porque les causaron risa, repudio o indignación (basta con revisar las publicaciones que hacen los tuiteros  con los hashtags #VenomMarketing o #UniversidadInsurgentes).

Venom Marketing 02

Tal es el caso de las campañas de la Universidad Insurgentes, tanto la que aseguraba que algunos personajes históricos –como Julio César, Juana de Arco, y Ludwig Van Beethoven– hubiesen obtenido grandes beneficios si hubieran estudiado en aquella institución, como la que atribuyen a profesionistas cualidades de animales (por ejemplo “la diseñadora debe ser como un pavo real: llena de color los espacios y llama la atención”); y la de la Universidad Lucerna en la que aseguran que el año 2040 estará dominado por cyborgs y por egresados de este centro educativo.

Venom Marketing 03

Hace unos días Venom Marketing & Branding se vio obligada a cerrar su página de Facebook al no poder impedir que sus seguidores escribieran comentarios negativos en su muro. El caso llamó particularmente mi atención y comencé a recabar pistas en torno a la gestión que han hecho de sus redes sociales, y encontré que la agencia ha contribuido –de manera inconsciente, por supuesto– a acentuar las críticas hacia ella.

La campaña más reciente lanzada por Venom Marketing & Branding fue para la Universidad Insurgentes; en ella complementan o modifican refranes en aras de comunicar (¿?) lo que ofrece esta universidad (por ejemplo: “El casado casa quiere y el soltero también. Supérate en Universidad Insurgentes” o  “Al que madruga nuestro plan de becas le ayuda. Estudia en Universidad Insurgentes”). Es por ello que a modo de refranes, me permito dar ocho consejos para que esta agencia deje de ser la burla en redes sociales (aunque en el caso preciso de Venom Marketing & Branding y de su director creativo  lo primero que se requiere es que sus propuestas estén sustentadas en conocimientos y en una metodología, sin hacer a un lado la creatividad y la sensibilidad, que al parecer escasean en la agencia); estos consejos pueden servir a cualquier persona u organización que tenga presencia en redes sociales.

1. En boca cerrada no entran moscas

En redes sociales se pueden evitar problemas no hablando de más. Sin que nadie lo pidiese –y peor aún sin tener algún soporte– Venom y su director creativo comenzaron a dar consejos de mercadotecnia en sus perfiles, a pesar de que sus campañas son involuntariamente hilarantes: “la lección de marketing más útil que puedes aprender: los seres humanos somos seres emocionales, luego racionales” (26/06/2013), es por ello que “la publicidad –y comunicación masiva– de clase mundial se desarrolla apuntando a la emoción de las personas” (18/09/2012); “ni la educación ni el advertising de la educación tienen que ser serias, monótonas o cautelosas” (6/11/2012), hay que “maravillar con algo imprevisto” (12/09/2012); “yo no digo publicidad, porque el término es inadecuado; yo digo advertising, y el objetivo es que la gente antes que nada vea el ad, lo recuerde, lo identifique, reaccione y haga algo, lo cual sucedió, como es evidente, en todos los sentidos” (2/07/2013); y por último “2 + 2 = 7” (21/09/2012).

Fuente: sdpnoticias.com

Fuente: sdpnoticias.com

2. Si digo que la burra es parda es porque tengo los pelos en la mano

Cuando se asegure algo en las redes sociales, es importante contar con los elementos para sostener esa afirmación; la credibilidad va de por medio. Cuando Venom y Edgard Pontex son objetados o cuestionados en relación a la efectividad de sus campañas por los usuarios de las redes sociales, aluden a estudios que realizan pero jamás entran en detalles: “sólo hay que ver los resultados, los datos, la investigación, el crecimiento, etc.” (28/09/2012); “todos [los clientes de la agencia] experimentan gran aumento en el número de informes [solicitados por parte de alumnos prospectos que desean ingresar a los centros educativos] y los informes refieren constantemente a la campaña” (6/09/2012); “literalmente llevamos miles de prospectos a las universidades (…), batiendo récords” (10/09/2012). Al solicitar los seguidores de las cuentas de Venom datos precisos contestan “no hay espacio para explicar por qué es una súper campaña” (28/09/2012) e inclusive “obviamente no te puedo dar datos reales” (6/09/2012).

3. No enseñes tu camisa rota a quien no te la ha de remendar

De nada sirve hacer públicas las propias deficiencias en las redes sociales si no se actúa para superarlas. Antes de cerrar su página de Facebook, Venom aceptó que no tenía una estrategia en redes sociales y que sólo se limitó a compartir sus desarrollos. Anteriormente el director creativo de Venom aceptó públicamente que requería de una estrategia para librarse de las críticas pero no hizo nada para revertir la situación: “¿nadie conoce al PR Executive de Hancock para que me ayude en redes sociales?, ayer me dieron duro, y no avisan” (2/07/2013) y “me muero de miedo en Twitter (…), está muy demandante el nivel intelectual de estas conversaciones, mejor le paro” (29/09/2012).

4. Boca cerrada y ojo abierto, no hizo jamás un desconcierto y cuanto se hace por despecho está mal hecho

En las redes sociales se debe poner atención a las críticas y verlas como oportunidades para mejorar; asimismo es menester no responder de forma agresiva pues el nombre de la marca (puede ser personal u organizacional) va de por medio. Ante los reproches recibidos en relación al trabajo realizado por Venom, Edgard Pontex descalificó de la siguiente manera a quienes reprueban sus campañas: “resentido amargado” (12/09/2012), “cuadrados y cerrados como piedras de río” (25/10/2012), “tough guys” (6/11/2012), “llorón sin idea” (19/12/2012), “infames (…), hacen mucho escándalo” (22/02/2013), “viejitos revolucionarios” (8/07/2013), y “estudiantes mediocres, con promedio alrededor de 8, que sólo estudiaron una licenciatura con quizá cinco o menos materias del área” (8/07/2013).

Respuesta FB Venom Marketing

5. Exagerar y mentir por un mismo camino suelen ir

La prudencia es una cualidad muy valorada en la gestión de las redes sociales; se puede omitir información pero no mentir, pues la exageración y la falsedad serán reprochadas y recordadas por las personas que están inmersas en estos medios. El director creativo de Venom señala que “miles” se inscriben a los planteles educativos gracias a las campañas que desarrolla. Y no sólo ha exagerado en torno a la efectividad de sus campañas, sino que asegura que marcas como Nike plagian sus ideas: “qué malos elementos los de Nike al sacar una campaña de ‘Animales’, vil fusil; ¡mínimo se hubieran esperado un poco! (15/01/2013).

6. No se puede tapar el sol con un dedo

De nada sirve borrar los comentarios negativos en las redes sociales, los usuarios pueden escribirlos de nueva cuenta. Asimismo, el hecho de bloquear a un usuario sólo provocará que el descontento y las críticas de éste se agudicen. Y finalmente, se podrán cerrar los perfiles de una persona o una organización en las redes sociales pero esto no evitará que los usuarios se sigan refiriendo a ellos. Tanto Venom como Edgard Pontex borran los comentarios negativos vertidos en sus perfiles –“los tengo que borrar porque los criticones contestan siempre de forma grosera” (8/07/2013)– e incluso bloquean a quienes lo hacen para evitar que sigan comentando sus publicaciones. La página de Facebook de Venom fue dada de baja, además ha retirado de su sitio web los vínculos a sus redes sociales, sus campañas y sus precios; lo anterior no ha impedido que las personas continúen refiriéndose a la agencia de manera negativa en estos medios.

7. Valor perdido, todo perdido. Más te valiera no haber nacio.

Como se mencionó con anterioridad, es recomendable aprender de las críticas y hacerles frente. También como ya se dijo, Venom y su director creativo acostumbran a borrar los comentarios negativos vertidos en sus perfiles de redes sociales y a bloquear a quienes los hacen, lo cual es percibido como actos de intolerancia y cobardía por parte de los usuarios. De la misma manera, Edgard Pontex prefiere excusarse cuando los usuarios desean dialogar en torno a sus campañas: “será mañana porque con esta cena y whiskys (sic.) que tuve, no tengo tantas ganas de contestar” (7/09/2012).

8. A mal tiempo, buena cara.

Las crisis, al dar pauta para aprender de los errores, son una oportunidad de crecimiento. Al parecer, Venom se encuentra en la disposición de hacerlo; al menos así lo expresó su director creativo recientemente “Mil gracias a todos por sus recomendaciones (…), son ideas padres. Seguiremos unas que suenan brillantes. Y sí, buscaremos un buen community manager.” (9/07/2013). Por el bien de la agencia es importante que se realicen cambios profundos, al menos Edgard Pontex ha demostrado que está en disposición de hacerlo… no obstante, no hay que olvidar que del dicho al hecho hay mucho trecho.