por Irene Levy

El Universal.

Antena TelecomunicacionesEn razón de sus atribuciones, respecto de las todavía vivas Cofetel y Cofeco, el IFETEL incrementará sus facultades y la COFECE las adelgazará, esto porque todo lo relativo a competencia económica que corresponde hoy a la Cofeco en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, será transferido al IFETEL. La agenda que tendrá el Instituto, una vez integrado, es compleja y debe desarrollarse en poco tiempo, pero será fundamental y estratégica para lograr el éxito de la Reforma. Aquí algunos retos:

ORGANIZACIÓN Y PRESUPUESTO DEL IFETEL. Una de las primeras acciones del Instituto deberá ser la emisión de su estatuto orgánico que es el instrumento jurídico que regulará su estructura y funcionamiento, así como la distribución de facultades entre sus diferentes áreas administrativas. Entre otras cuestiones, tendrá que definir qué tan piramidal será la estructura que adopte, qué tanto poder tendrá su Presidente y el modelo de distribución de facultades y pesos y contrapesos a su interior. La nueva estructura será muy distinta a la del obsoleto Reglamento Interno que hoy rige a la Cofetel (de enero de 2006). Deberán incluirse las áreas encargadas de ejercer las atribuciones en materia de competencia económica, así como lo concerniente a radiodifusión que nunca se incluyó formalmente desde que pasó de manos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la Cofetel, en 2006. En cuestión de presupuesto, la Cofetel recibió 715 millones de pesos para 2012, el IFETEL deberá recibir significativamente más pues aumenta su estructura de 5 a 7 comisionados y absorberá todo lo relativo a competencia económica en telecomunicaciones que ahora ejerce la Cofeco. Sería conveniente que el IFETEL dé a conocer, dentro de los 30 días siguientes a su integración, su agenda inmediata (a 200 días) y la mecánica de trabajo para desahogarla, a fin de dar certidumbre a todos los actores y transparencia a sus acciones, y establecer una transición exhaustiva, pública y ordenada.

DETERMINACIÓN DE OPERADORES CON PRESENCIA PREPONDERANTE. La Reforma establece que las empresas que cuenten con una participación nacional de más del 50% del número de usuarios, suscriptores, audiencia, tráfico o capacidad de sus redes, serán consideradas como agentes económicos preponderantes. Así, el IFETEL deberá determinar cuáles son las empresas preponderantes en los sectores de radiodifusión y de telecomunicaciones e imponer, dentro de los 180 días naturales a su integración, las medidas necesarias para evitar que se afecte la competencia y la libre concurrencia, no se trata de sancionarlas, es una medida preventiva para evitar prácticas anticompetitivas nada más. Esta acción es muy importante pues diversas políticas dependen de la declaración de preponderancia.

EXPEDICIÓN DE LINEAMIENTOS DE CARÁCTER GENERAL PARA CONVERGENCIA DE SERVICIOS Y TRANSICIÓN A MODELO DE CONCESIÓN ÚNICA. Uno de los problemas que ha enfrentado la industria, es la falta de reglas para la convergencia plena de empresas y servicios. Los concesionarios han encontrado serios problemas para que, con la infraestructura con la que ya cuentan, se les permita prestar servicios adicionales a los ya autorizados en su título. Imagínese que sólo se permitieran circular coches de un tamaño o marca en una autopista y se restringiera la circulación a todos los demás, es ilógico. Hay que permitir y fomentar la convergencia con reglas claras. En este sentido, la Reforma prevé que, en un plazo de 60 días naturales después de que el IFETEL haya determinado quiénes son los concesionarios que tienen el carácter de agentes económicos preponderantes, deberá expedir, mediante lineamientos de carácter general, los requisitos, términos y condiciones que los concesionarios de radiodifusión, telecomunicaciones y telefonía (sic) deberán cumplir para que se les autorice la prestación de servicios adicionales a los que son objeto de su concesión o para transitar al modelo de concesión única, siempre que se encuentren en cumplimiento de las obligaciones previstas en las leyes y sus títulos, para lo cual podría determinar contraprestaciones adicionales también. Aquí veremos a Telmex de nueva cuenta insistiendo para que se modifique su título y con ello se le permita prestar servicios de televisión restringida o abierta. Recordemos que el mismo Subsecretario de Comunicaciones, Ignacio Peralta, ya reconoció que el Acuerdo de Convergencia de 2006, había quedado rebasado con la Reforma.

NUEVA TELEVISIÓN COMERCIAL. Se fija el plazo de 180 días naturales a partir de la integración del IFETEL, para que se publiquen las bases y convocatorias para licitar nuevas concesiones de frecuencias de televisión comercial con cobertura nacional. Estarán excluidas de participar en estas licitaciones, las empresas o grupos que acumulen concesiones para prestar servicios de radiodifusión de 12 MHz (dos canales de televisión) en cualquier zona geográfica. Además, el IFETEL deberá determinar cuestiones tales como si una misma empresa o grupo de interés podrá participar en el proceso licitatorio de ambas cadenas.

DESAGREGACIÓN DE LA RED LOCAL. En un plazo no mayor a 180 días naturales a partir de su integración, el IFETEL deberá establecer medidas que permitan la desagregación efectiva de la red local del agente preponderante en telecomunicaciones, que no es otra cosa que obligar a los grandotes a permitir que los competidores utilicen su red; en pocas palabras, que otra empresa le pueda prestar a usted servicios usando el cablecito que, por ejemplo Telmex, ya instaló hasta su casa. Estas medidas, deberán considerar como insumo esencial todos los elementos necesarios para la desagregación efectiva de la red local y fijar las condiciones del uso de la red, tales como la tarifa que pagarán las empresas que utilicen las redes desagregadas.

REGISTRO PÚBLICO DE CONCESIONES. El IFETEL deberá crear este registro a los 180 días de su integración, pero en mi opinión no deberá ser sólo de concesiones, la ley secundaria deberá regular detalladamente el registro público de telecomunicaciones y radiodifusión en el que se dé máxima transparencia a diversos documentos, incluyendo las tarifas de los operadores.