Segunda parte del reportaje “El Big Brother de Peña Nieto y Google”. Consulta la primera aquí.

El Poder de Lagunes

Enrique Peña y Alejandra Lagunes. Foto: Reforma / Julio Candelaria

Enrique Peña y Alejandra Lagunes. Foto: Reforma / Julio Candelaria

Con un sistema de este tipo, el poder de Alejandra Lagunes sería superior al de cualquier director de Comunicación Social e, incluso, de varios de los secretarios del gabinete, ya que tendría no sólo acceso al manejo y almacenamiento de los datos de la administración federal sino a la información disponible en seguridad nacional y posible espionaje a través de las redes sociales, según destacaron algunos funcionarios consultados, que pidieron el anonimato.

El protagonismo de esta funcionaria ha ido creciendo en los últimos meses. De consultora en la campaña de Peña Nieto pasó a ser estratega y ahora ocupa un lugar importante en las reuniones del “cuarto de guerra” del equipo de comunicación del presidente priista.

Apenas en abril pasado, en el marco del Primer Encuentro Nacional de Comunicadores en Seguridad Pública, Lagunes le llamó la atención a quienes utilizan las cuentas oficiales de redes sociales como Twitter o Facebook para “sembrar pánico o comenzar rumores” en materia de seguridad pública.

“Es importante concentrarnos cada vez más en el cambio a una narrativa de prevención, denuncia, coordinación, tareas de inteligencia y, por lo tanto, de un reto sobre el que se tiene absoluto control”, afirmó en el evento realizado en Acapulco, Guerrero, el 14 de abril.

La ex funcionaria de Google y Televisa advirtió que “es impensable” tener inteligencia policiaca sin contar con las redes sociales, usadas por aproximadamente 45 millones de mexicanos.

La mala imagen y la opinión adversa de Peña Nieto entre la mayoría de los usuarios de redes sociales –especialmente en Facebook y Twitter- no ha podido ser modificada por Lagunes y sus estrategias, pero existe también una estrategia para privilegiar la relación con las empresas y no con los usuarios para cambiar la animadversión peñista.

Otra muestra del poder de Lagunes se dio recientemente. Ella se opuso a la firma de un contrato millonario entre el CISEN y las compañías IBM y Hewlett Packard para servicios de información, tecnología y manejo de datos de las llamadas “fuentes abiertas”, que incluyen a las redes sociales.

Según las versiones de  empresas dedicadas a dar servicios de información, tecnología y manejos de datos para el gobierno mexicano, IBM y HP negociaron desde hace meses con el CISEN un ambicioso contrato, cercano a los 230 millones de pesos, para echar a andar un sistema de vigilancia entre los mexicanos, a través de otras empresas contratistas involucradas en el proyecto.

La negociación se realizó a través de funcionarios como Raymundo Reyes, responsable de Tecnologías de Información, y de Manuel Cossío Ramos, el mismo personaje que se “infiltró” en el #YoSoy132, haciéndose pasar como un empresario de las páginas web.

El proyecto pretendió monitorear y espiar a los ciudadanos en redes sociales. No contó con el aval del secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, ni con el de Lagunes.

Otras empresas que estarían involucradas también en estos proyectos, según los datos obtenidos entre el gremio informático y de seguridad, serían Intellego y EMC Computer Systems S.A, compañías que han tenido varios contratos con el centro de inteligencia nacional desde 2007.

Por ejemplo, Intellego es un corporativo que ofrece servicios de gestión de información (Information Managment), servicios de tecnología, y Managment Consulting, según los datos del propio sitio web de la empresa. CISEN le compró a Intellego en septiembre de  2007 un “servicio de consultoría para el diseño del Sistema Integral de Información” por un monto de 4 millones 57 mil pesos, según el contrato CISEN/006/007, que se puede consultar en Compranet.

Intellego ha crecido de manera espectacular en los últimos 12 años, a tal grado, que la revista Expansión la considera una de las 500 empresas más importantes del país por ofrecer “las mejores soluciones de información y de TI”.

En 2012, Intellego fue el ganador de la licitación del portal Club Digital de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y ha obtenido otros contratos con dependencias públicas.

Desde 2009, Intellego se asoció con EMC Computer Systems S.A. Apenas en abril de 2013 EMC Computer, representada por Miguel Angel Campos Neri, recibió un contrato por adjudicación directa de 2 millones 438 mil pesos del CISEN para “mantenimiento y conservación de maquinaria y equipo”, según el contrato 01/04/2013, consultado en Compranet.

EMC sí se incorporará al proyecto de Big Data que promueve Lagunes. Se trata de una de las empresas más grandes especializadas en el “cómputo en la nube”. Gracias a su tecnología se permite a los departamentos de Tecnología e Información de empresas privadas y organismos públicos almacenar, administrar, proteger y analizar los gigantescos “yacimientos” de datos digitales.

El Negocio del Big Data

En enero de 2013, EMC Corporation, con sede en Nueva York, reportó que para el cuarto trimestre de 2012 alcanzó récord de ingresos por 6 mil millones de dólares, un 8 por ciento superior al mismo periodo de 2011. Los ingresos totales el año pasado fueron por 21, 700 millones de dólares, un aumento de 11 por ciento.

Optimista, el CEO de EMC Corporation, Joe Tucci, afirmó el 9 de enero de este año, que la clave de este nivel de ganancias es mantenerse “en el cambio disruptivo más rico en oportunidad de la historia de las Tecnologías de la Información, con el impulso de los beneficios del cómputo en la nube, el big data, y la TI confiable”.

EMC, junto con otras compañías, se han convertido en los beneficiarios del comercio y almacenamiento del Big Data, es decir, del análisis y explotación de la gran cantidad de datos que generan industrias, empresas, servicios financieros, entidades públicas e individuos a través del mundo digital.

Un estudio de la misma empresa indica que tan sólo en los dos últimos años se generaron el 90 por ciento de los datos existentes en el mundo digital (2.8 ZB) gracias a la proliferación de telefonía móvil, aumento de acceso a internet en los países emergentes y el incremento de datos generados por máquinas como cámaras de vigilancia o contadores inteligentes. Sólo el 0.5 por ciento de estos datos se analizan.

Para 2020 este volumen crecerá 20 veces hasta alcanzar 40 ZB, el equivalente a “57 veces la cantidad de granos de arena que existen en todas las playas del mundo”, según el comparativo del estudio Big Data, Bigger Digital Shadows and Biggest Growht in the Fair East, patrocinado por EMC.

Según este mismo estudio, “la promesa del Big Data reside en la extracción de valor a partir de grandes conjuntos de datos sin explotar. Sin embargo, la mayor parte de los datos nuevos son en gran medida datos no estructurados, sin etiquetar, basados en archivos, lo que significa que no se conoce mucho sobre ellos”.

“Sólo un 3 por ciento de los datos potencialmente útiles están etiquetados actualmente y un porcentaje aún menor se analiza… Hacia el 2020 el 33 por ciento del Universo Digital (más de 13 mil exabytes) tendrán valor como Big Data si se etiquetan y analizan”, advirtió el estudio.

Hacia 2020, el 62 por ciento de los datos valiosos del universo digital se producirá en los mercados emergentes, incluyendo a México, tendencia contraria a la actual: el 32 por ciento está en Estados Unidos, 19 por ciento en Europa, 19 por ciento en China, 4 por ciento en la India y 32 por ciento en el resto de las naciones.

Protección de Datos y Google.

La proliferación del mercado de datos también ha traído consigo los riegos para la protección de la privacidad de los mismos datos. Las revelaciones de Snowden y el escándalo internacional que se ha generado por los detalles que se han ido conociendo del espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos involucran a uno de los gigantes del mundo del internet: Google.

Precisamente, la compañía que Lagunes ha elegido como beneficiaria del proyecto de la “nube” de almacenamiento y procesamiento de datos en México ha sido objeto de severas críticas y de algunas sanciones de los organismos de protección de datos personales de Francia, España, Suecia, Alemania y Holanda.

Desde febrero de este año, los reguladores europeos le han solicitado cambios a Google Inc sobre su política de almacenamiento de datos que hace vulnerables las comunicaciones vía email (Google es propietario de Gmail), vía videos (desde 2006 adquirió Youtube) y por su servicio de Google Apps.

El organismo regulador sueco pidió anular un contrato firmado por la municipalidad de Salem con Google para usar los servicios de la “nube digital” ofrecidas por Google Apps, argumentando que existe mucha discrecionalidad sobre cómo pueden ser manejados los datos de los clientes de las grandes licitaciones del poder público.

Google, la compañía creada y dirigida ahora por Larry Page, está no en la nube sino en la mira de las denuncias de Snowden por colaborar en el espionaje de Estados Unidos, junto con Facebook, Microsoft, Skype y otras cinco compañías más del boom de la era del Big Data.