Arturo Cruz Bárcenas
Publicado: 13/06/2013 12:04

La cantante Ana Gabriel durante la presentación de su disco. Foto: AP

La cantante Ana Gabriel durante la presentación de su disco. Foto: AP

México, DF. En 2008, unas declaraciones de Ana Gabriel contra la política anticrimen de Felipe Calderón tuvieron como consecuencia un presunto veto de Televisa que a la fecha sigue, no obstante que la empresa de Emilio Azcárraga Jean la catapultó en los años 80 como cantante. “Yo no sé si me tienen vetada. Lo único que sé es que en Parodiando se la pasan parodiando mi imagen y mi nombre, pero yo no necesito de Televisa”, expresó ayer la artista en conferencia de prensa.

La sinaloense presentó, en el vestíbulo del Auditorio Nacional, dos discos en vivo: Altos de Chavón, el concierto (doble cedé más devedé con sus éxitos versión pop) y Un mariachi en Altos de Chavón (cedé más devedé con temas en ranchero).

Añadió: “No voy a negar que (Televisa) me dio la plataforma, pero no existía en ese entonces Tv Azteca. Debo reconocer que soy una artista hecha por el público, éste es el que me ha puesto en el sitio donde estoy y es el que me ha heredado a cuatro generaciones. Es el que me ha hecho que esté; me ha dado la dirección para reconocer y conocer qué puedo cantarle, porque aunque todos los artistas decimos que nos debemos a él, es su sensibilidad la que despierta en mí lo que me ha ayudado a reconocer un poquito y entender lo que le puedo cantar.

En cuanto a las televisoras, agradezco a Tv Azteca, pero a mí eso no me preocupa porque yo no pertenezco a ninguna, ni a Tv Azteca ni a Televisa. Si esta última no quiere estar presente en mis conciertos, pues también es muy cierto: yo no necesito de Televisa.

Cada quien tiene un sitio

La autora de Luna dijo que a pesar de no estar en ciertos medios nunca se ha sentido desplazada, aunque cantantes de los ochenta están vigentes y tienen programas en Televisa, como Yuri, y de que Manuel Mijares y Emmanuel llenen foros como el Auditorio Nacional. “Pero yo soy la única que sale a cantar a países como Chile, Colombia, Venezuela. Que no se sepa, es diferente. Creo que cada quien tiene su lugar. Emmanuel tiene su sitio y también un tiempo estuvo fuera del escenario. Mijares también tiene el suyo. Yo creo que nadie ocupa el lugar de nadie.

Yo soy Ana Gabriel, la trabajadora, la que está en los medios de comunicación, a veces ignorada.

–¿Qué le pediría a los gobernantes de México que hicieran ante la situación del país, sobre todo en lugares como Tijuana?

–… ¡No, pues por eso me tienen vetada, por lo que dije. Señalé que el programa de Felipe Calderón debía ser aplicado a él como presidente, y ya ven cómo me trajeron. Entonces, mejor ya no me meto en problemas. Ya no tenemos quién nos cuide y mejor nos cuidamos nosotros mismos. ¿No creen?

El supuesto veto de Televisa tuvo su origen en unas palabras que Ana Gabriel expresó en 2008 en una estación de radio de Los Ángeles, California, que tuvieron resonancia. Eran los días en que la guerra contra el crimen organizado en México estaba en una fase intensa y los noticiarios daban cuenta de atrocidades. Los encabezados en varios diarios eran del tipo deCritica Ana Gabriel a Felipe Calderón, del 23 de septiembre de 2008. En el cuerpo de una nota difundida por Notimex se leía: “La cantante mexicana Ana Gabriel está indignada por los acontecimientos recientes que se han vivido en México, donde, según la artista, por la incompetencia de las autoridades está muriendo mucha gente inocente.

En entrevista en la emisora de radio K-Love, de Los Ángeles, la artista sinaloense criticó de frente al presidente Felipe Calderón y le reclamó que mientras su familia recibe protección del Estado Mayor Presidencial, millones de mexicanos están en medio del fuego cruzado.

La cantautora se definió como floja respecto del uso de las redes sociales.Tengo mucha precaución al usarlas. Internet lo utilizo una sola vez al mes. Sobre las generaciones a las que canto ahora tengo la fortuna de no dirigirme sólo a una. Si revisan mi página verán que tengo público de 3, de 5 años. En los correos electrónicos hay chicos de 8, 18 o 25 años.

Ha compuesto canciones cuya letra es para que la interprete una mujer, comoQuién como tú, que ahora se oye en voz de hombres, como Noel Schajris, ex Sin Bandera. Precisó: Mi música no tiene sexo. Mi música es para aquel que sienta las palabras, la letra. Por lo regular nunca uso un él o un ella, para que se pueda adaptar. Por otro lado, me da mucho gusto que los hombres canten mis temas. Tampoco creo que sea feminista. Mi música no tiene sexo.

Se definió como rebelde y libre. Las mujeres estamos actualmente defendiéndonos un poquito del egoísmo. Todavía no podemos decir que en México una mujer puede llegar a ser presidenta. Sin embargo, si las mujeres podemos sacar adelante a nuestros hijos, ¿por qué no podemos sacar adelante a un país? Dicen ustedes, los hombres, que somos difíciles, pero a nosotras Dios nos dio todo: hormonas, panza… Hay que comprendernos y hombres y mujeres debemos estar unidos para sacar adelante a nuestros hijos, a nuestra familia, y a nuestro país.

Escribe actualmente, afirmó, cuatro libros, que por falta de tiempo no los ha acabado.

Espera festejar, es un sueño, sus 40 años de trayectoria en 2014 con un concierto en el Olimpia de París.

La gira de Ana Gabriel llegará al Auditorio Nacional el próximo 21 de junio.