En memoria de Alexis V. Oropeza

Regina y sus compañeros

Marcha ReginaAl cumplirse un año del asesinato de Regina Martínez, la reportera-investigadora, sus compañeros de 14 ciudades se reunieron por exigir justicia a ella y sus otros colegas que han sido asesinados, reprimidos, censurados y hasta se encuentran en el exilio, lo mismo por el ataque de narcotraficantes y otros malosos que asimismo por las autoridades del  (des)orden.

Muchos son los caídos y pocas las investigaciones, menos aún la detención de los que han matado o enviado a sus sicarios a liquidar compañeros. Bueno, ni en el caso de Manuel Buendía, donde encarcelaron a José Antonio Zorrilla Pérez, se supo quienes eran los autores intelectuales del homicidio.

Y por medio de la UPD desde mediados de los años 80 hemos pedido aclaraciones, sin que hasta la fecha exista una respuesta oficial seria, atenta. Incluso cuando estuvo Manuel Bartlett al frente de Gobernación, hoy muy opositor al PRI, demandamos que hiciera las pesquisas de más de una veintena de casos; el funcionario no tomó ni siquiera nota del asunto.

Por eso tiene razón Jesusa Cervantes de Proceso, las agresiones y la impunidad vienen desde mucho antes de los gobiernos panistas, y nada se ha hecho que no haya sido por demanda y presión de los reporteros y activistas por la democracia. En el acto realizado en el DF nos enteramos que la corresponsal del mencionado semanario en Guerrero, Gloria Leticia Díaz, ha recibido amenazas contra su vida por investigar las acciones de grupos armados oficiales. Y en Coahuila, luego de anunciar el premio Manuel Acuña, Humberto Moreira criminaliza a una víctima de los cárteles de la droga, Daniel Martínez, antes de investigar qué realmente pasó. Algo recurrente. Con el fotógrafo son ya tres compañeros a los cuales se les ha quitado la vida en el presente sexenio. Silencio de Peña Nieto.

Otra vez

Televisa infiltró a un encapuchado en la toma de la Rectoría de la UNAM, el cual fue descubierto más pronto de lo que imaginaban, y mostró su forma de hacer periodismo. El incidente pudo traer serias consecuencias en un asunto candente que lejos de apagarse va creciendo. Alumnos de la FCPS informan que los medios, especialmente el  televisivo, hacen una cobertura sesgada de los hechos, algo conocido pero verificado por quienes serán reporteros próximamente. Y con un manejo desaseado de la información, noticiarios de Azcárraga tratan de incriminar a Carmen Aristegui en un asunto en el que no tuvo ninguna implicación la periodista, aunque ya conocemos el dicho: “Enloda que algo queda”.

Cambio

Rosario Robles nombró a Ramón Sosamontes como su nuevo vocero. Quien es o era empleado de la cadena periodística con más número de informativos en la República, tratará de que los vientos le sean favorables a su compañera de andanzas políticas. Ramón, además, es dirigente de un partido que no ha crecido, aunque se propone conquistar la mayoría de las posiciones políticas en el DF. Y nos han dicho algunos compañeros que el designado ni siquiera da audiencias a impresos que se lo solicitan. Por si fuera poco, lo dicho por Rosario de que la Cruzada contra el Hambre dejó de lado las noticias de violencia en el país no es tan  veraz pues el fin de semana hubo 44 asesinatos en diferentes entidades de la República. Y para documentar el optimismo, en algunas delegaciones del DF ya empezaron a protestar porque  Sedesol empezó a operar por medio de algunos priistas sin que hubiera la luz verde del gobierno capitalino.

Dos

«El análisis sobre el descrédito de las instituciones de representación política en México no es un asunto menor tomando en cuenta que todavía no contamos con mediciones de confianza en la etapa poselectoral… La construcción de instituciones requiere de muchos años y de un enorme esfuerzo de ingeniería constitucional y liderazgo”, dice Pablo Cabañas en un estudio analítico de lo que pasó en los comicios del año pasado, en el libro: República de Telenovela, donde encontramos varios ensayos y coordinado por Carola García (SICI). En estos tiempos de estallidos conviene leer un clásico: Psicología de las multitudes de Gustavo Le Bon (Divulgación, 1959).

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44