Activistas poblanos se presentaron en el Congreso Local. Foto: Ambar Barrera.

Activistas poblanos presentaron en el Congreso Local la propuesta de reforma de Ley Agnes Torres. Foto: Ambar Barrera.

El 9 de marzo del 2012 la activista trans Agnes Torres, de 28 años, fue encontrada sin vida en una barranca cercana a la ciudad de Puebla. El asesinato cobró relevancia nacional gracias a que Agnes era bien conocida entre defensores de derechos humanos de todo el país y al hecho de que los crímenes cometidos hacia la comunidad LGBT ya no se esconden tan fácilmente.

Gracias a la movilización ciudadana y la presión en redes sociales, se logró que la PGJ de Puebla capturara a tres de los presuntos culpables unos días después en Yucatán. Estos resultaron ser unos jóvenes que conocían a Agnes y pretendían robarle su automóvil. Al parecer, el asesinato no se debió al odio pero sí a que los presuntos asesinos consideraron que por ser una persona trans, Agnes no tendría redes de apoyo o cualquier crimen cometido contra ella pasaría desapercibido. Definitivamente, no fue así.

Semanas después, los tres oriundos del municipio de San Gregorio Atzompa, Puebla, fueron consignados y se giró orden de aprehensión contra un cuarto sujeto que estaba prófugo y que presuntamente sostenía una relación sentimental con Agnes.

La muerte de Agnes provocó que se abrieran los debates sobre la homofobia y transfobia en Puebla y en el resto del país. Durante los tres homenajes que se le hicieron a la activista en la capital poblana, decenas de amigos, familiares y conocidos reiteraron no sólo la necesidad de esclarecer el asesinato de Agnes, sino también la necesidad de que se erradique la discriminación que sigue existiendo en la sociedad y en el gobierno.

A un año de distancia, varias organizaciones poblanas presentaron hoy la “Reforma Agnes Torres” para que el Congreso del Estado de Puebla reconozca el derecho de las personas trans a obtener un estatus legal acorde a su identidad sexo-genérica. Sin embargo, el desdén de la mayoría de los partidos políticos puede provocar que hacer reformas legales en esta materia sea muy complicado. En el Distrito Federal ya existe una ley similar, pero es la única de todo el país.

Los artículos de los que se solicita reforma son el 831, 931, 932 y 935 del Código Civil de Puebla así como el 751 del Código de Procedimientos Civiles. Con estas modificaciones sería posible que los documentos de identidad legal concuerden con la identidad del ciudadano o ciudadana que lo requiera.

Hasta el momento ningún diputado se ha pronunciado al respecto.

Además, el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos junto con otras ONGs, han solicitado tanto a la Comisión de Derechos Humanos y como al Consejo para Prevenir la Discriminación (Conapred) que institucionalicen el 9 de marzo como el Día Nacional de Acción a favor de los Derechos y la Vida Digna de las Personas Transgénero y Transexuales, ya que no sólo se busca que no haya más asesinatos por odio sino que haya un pleno acceso a la educación, la salud, el empleo y sobre todo, al reconocimiento de su ciudadanía.

A un año de distancia, no se olvida esa pasión por la vida y esa convicción de luchar por los derechos humanos que tanto caracterizaron a Agnes. Tampoco se olvida esa voz sexy, esas curvas que hacían que todos voltearan a ver a la Loba de Cholula.

Después de este tiempo, Agnes sigue ayudando a que haya cambios sociales. Lo cierto es que el camino en México aún es largo. Esperemos que su legado siga dando frutos a través de los años.