Reportaje original publicado en la edición No. 1889 de Proceso.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, junto con la actriz Martha Higareda durante la presentación de la campaña "Soy Nuevo León". Foto: Agustín Quezada.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, junto con la actriz Martha Higareda durante la presentación de la campaña «Soy Nuevo León».
Foto: Agustín Quezada.

Con el objetivo de demostrar que “Nuevo León está en pie de lucha” y revertir su propia imagen como uno de los mandatarios más impopulares por la ola de corrupción e inseguridad pública, el gobernador priista Rodrigo Medina acudió desde noviembre de 2012  a los buenos oficios de la agencia Mercadotecnia y Servicios Avanzados, mejor conocida como MAZ, vinculada a TV Azteca, para que le elaboraran una campaña de promoción.

La campaña se denomina “Soy Nuevo León”, y tiene como vocera a la actriz Martha Higareda Cervantes, quien presumió en la conferencia de presentación, del 28 de noviembre de 2012, que en 10 días recorrió 1,200 kilómetros, y grabó 260 horas en sitios turísticos de la entidad como La Huasteca, El Parque Fundidora, la cascada Cola de Caballo, las grutas de García, General Terán, entre otros sitios”.

Desde esa fecha, en la pantalla de TV Azteca aparecen spots y notas favorables a Rodrigo Medina, con costo al erario de Nuevo León y contratada a través de MAZ, una empresa paralela que comercializa los espacios informativos, de entretenimiento y hasta de deportes en los canalesde Ricardo Salinas Pliego, al estilo de lo que antes hicieron con el gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, uno de sus clientes más importantes (ver Proceso No. 1882).

“Ahora estamos impulsando la belleza, los atractivos de la entidad”, declara Rodrigo Medina en un spot de 1 minuto 39 segundos de duración, transmitido el 28 de noviembre de 2012 en Azteca Noticias. La campaña “Soy Nuevo León” busca presumir también que la violencia en esta entidad se ha “reducido” hasta en un 40 por ciento

Nada es gratis en esta campaña. Se trata de una estrategia conocida como “publicidad integrada” (propaganda disfrazada de notas informativas o de campañas de promoción) que son pagadas por los gobiernos de las entidades, por los municipios y por distintas dependencias del gobierno federal que se han convertido en los clientes más importantes de Televisa y de TV Azteca desde que el modelo de promoción de Enrique Peña Nieto en el Estado de México proliferó en todos los ámbitos.

En el caso de Nuevo León, la campaña fue diseñada por el equipo de Jesús Adrián Frías de la Parra y de Benjamín Mendoza, director general de Ventas Gobierno de TV Azteca, los principales responsables de las dos empresas que aparecen en los documentos de contabilidad de la televisora como gestores de la venta de espacios: MAZ, registrada el 16 de octubre de 2007 ante el Registro Público de la Propiedad, y Jeshom Publicidad y Mercadotecnia, registrada el 2 de junio de 2009.

La clave es que ambas empresas aparecen separadas de la estructura de Grupo Salinas y de las televisoras, realizan una doble facturación frente a los “clientes”, en su mayoría dependencias federales y gobiernos estatales. A partir de 2012 su objetivo principal será “vender” servicios a gobernadores en apuros o con aspiraciones presidenciales, y a alcaldes de distintas entidades.

En el caso de Rodrigo Medina, la campaña “Soy Nuevo León” tendrá un costo mínimo de 150 millones de pesos, la misma cantidad que pagó el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle por la promoción en televisión e internet entre 2011 y 2012, según confirmaron a Proceso vendedores de MAZ y Jeshom que estuvieron en estas estrategias.

Otro de los clientes más importantes de ambas empresas fue el gobernador de Jalisco, el panista Emilio González Márquez, quien destinó entre 70 y 110 millones de pesos en programas especiales, cápsulas y entrevistas durante los Juegos Panamericanos.

Hasta antes de dejar la gubernatura de Chiapas, Juan Sabines le destinó a TV Azteca más de 260 millones de pesos de publicidad por la vía de estos brokers, según los contratos y las hojas de contabilidad cuyas copias obtuvo Proceso.

El gobierno de Felipe Calderón le destinó también cientos de millones de pesos a TV Azteca a través de estas empresas. Tan sólo al cierre de junio de 2011, los recursos del Ejecutivo federal a esta televisora sumaron 1 mil 696 millones de pesos.

A estos recursos se suman los 222.7 millones del Instituto Mexicano del Seguro Social, los 339.7 millones de Pemex, y los 382.5 millones de pesos de Pronósticos Deportivos para hacer una suma de 2 mil 641 millones 571 pesos, de acuerdo con la copia de las hojas contables que obtuvo Proceso.

Continúa mañana.