La licitación de frecuencias para una nueva cadena de televisión digital se encuentra “estancada”, ya que “no tenemos información de qué sucedió” con esta medida, admitió el Ernesto Gil Elorduy, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, durante la semana de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión.

El plazo máximo para que estén las bases de esta licitación es el próximo 30 de noviembre, según estableció la Comisión Federal de Competencia entre una de las seis condiciones para autorizar la fusión de Televisa y de Grupo Salinas en la empresa de telefonía celular Iusacell.

Técnicamente, la Cofetel debía tomar como referencia el programa de concesionamiento de estaciones de radio digital para emitir las bases de la licitación de la televisión digital terrestre.

Este proceso se encuentra estancado, sin que los integrantes del pleno de Cofetel conozcan las causas de este retraso, admitió otro comisionado del organismo regulador, Alexis Milo.

“La licitación de radio nos iba a ayudar a ver cuestiones de contraprestación y el modelo para ofrecer las concesiones del programa de televisión. Nos enfrentamos a que nunca se ha realizado, y la licitación de radio nos hubiera apoyado en la tarea”, afirmó Milo.

El pasado lunes 5 de noviembre el pleno de Cofetel recibió apenas los documentos de convocatoria, bases, apéndices y anexos de las licitaciones de las 306 frecuencias de radiodifusión y televisión.

En el seno de la misma comisión se ha discutido si las bases de licitación para la nueva cadena de televisión digital terrestre debe contemplar una red nacional o varias redes regionales, según ha defendido el comisionado Gonzalo Martínez Pous.

En el mismo evento de la CIRT, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, evitó mencionar el tema de la licitación.

Simplemente argumentó que la radio y la televisión digitales “significan una mayor diversidad de contenidos, mejor calidad en las señales y una cobertura más amplia, junto con la posibilidad de incorporar nuevos servicios interactivos, como ya está ocurriendo en gran parte del mundo”.

Presumió que de 2007 a 2012 la SCT atendió 413 solicitudes de refrendo de concesiones y se han entrado 402 refrendos. Las 11 solicitudes restantes se encuentran en proceso de aceptación de condiciones y pago de contraprestación.