Leer primera parte haciendo click aquí.

Las Líneas Peligrosas

En su demanda original, Aquino acusó a Carrillo Garza Sada de encabezar una conspiración junto con otros empresarios y compañías que triangularon fondos por 56 millones de dólares para la campaña de Enrique Peña Nieto. Entre los coacusados aparecieron los nombres de Erwin Lino, secretario particular del ex gobernador del Estado de México, así como los jefes de prensa, David López y Roberto Calleja, pero también de otros empresarios y empresas como Jiramos, que sirvieron para la operación de triangulación.

Aquino afirmó en su demanda que desde noviembre de 2011 negoció con ellos un contrato por 56 millones de dólares para promocionar la imagen de Peña Nieto a través de diversas televisoras de Estados Unidos, que llegan a las audiencias de origen hispano. A cambio de la promesa de este pago, Aquino les entregó facturas y documentos originales de sus empresas, que nunca le fueron devueltas.

En la demanda original, Aquino ubicó a Carrillo Garza Sada como el presunto operador de esta transacción, a Hugo Vigues y a los hermanos Alfredo y José Carrillo Chontowsky como parte de esta trama para triangular los millonarios fondos que se harían en depósitos a través de Banca Monex.

Aquino señaló a Hugo Vigues como el emisario de un “mensaje intimidante”: le advirtió que no hiciera escándalo con el caso porque “esto puede ser muy peligroso para ustedes”. Vigues lo amenazó con no regresarle los documentos originales de Frontera Television Network y le mencionaron que detrás de esta operación estaría el dinero de los Zetas.

Hugo Vigues sería el sobrenombre de Hugo Wiechers director del Grupo Agroindustrial GAM, reconocida por la cadena de autoservicios Walmart como “uno de sus mejore s proveedores”. El Grupo Agroindustrial GAM es una empresa dedicada a la fabricación de barras de amaranto, y está localizada en el municipio de Lerma, en el Estado de México.

Wiechers aparecía como el segundo codemandado, después de Alejandro Carrillo Garza Sada, en la demanda original del 7 de junio. De acuerdo con Aquino, fue a través de Wiechers como entró en contacto con el primer círculo de la campaña de Enrique Peña Nieto.

Por otro lado, los hermanos Carrillo Chontowksy forman parte de la red empresarial que apoyó a Enrique Peña Nieto en el Estado de México. En la edición especial no.38, Proceso publicó el reportaje “Estado de México, Territorio Propio”, firmado por el reportero Ricardo Ravelo, sobre las disputas entre los cárteles de la droga en territorio mexiquense.

En la parte central de este texto, Ravelo informó:

“Al iniciar el gobierno de Peña Nieto, en 2004, los Zetas desataron una oleada de violencia para posicionarse en el territorio.

“Desplazados y sin el aparente respaldo oficial, los hermanos Beltrán Leyva enviaron mensajes a la cúpula del poder. Al iniciar 2005 fue asesinado Simón Carrillo Chontowsky, pieza clave de Peña Nieto, cuyo hermano Alejandro, influyó para acercar a Peña Nieto con Televisa y afianzar sus planes con miras a los comicios de 2012.

“El crimen fue atribuido a los Beltrán Leyva, quienes tuvieron que salir del Estado de México”.

Desde el 7 de junio ni Alejandro Carrillo ni Hugo Wiechers ni los Carrillo Chontowsky han aparecido públicamente. A su vez, los integrantes del equipo de campaña de Peña Nieto contraatacaron demandando ante la PGR a José Aquino por extorsión y emprendieron la demanda legal en Estados Unidos.