A principios de agosto, el titular de la SCT, Dionisio Pérez Jácome anunció el «rescate» de la banda de 2.5 Ghz, dando haciendo prácticamente oficial el conflicto entre el Grupo MVS de Joaquín Vargas y el gobierno de Felipe Calderón.

Desde ese momento, la bola de nieve fue creciendo y tuvo uno de sus mayores matices con la conferencia de prensa que el propio Vargas daría el pasado 15 de agosto, en la que develó las presiones por parte del gobierno calderonista cuando la periodista Carmen Aristegui realizó durante su programa de radio en febrero del año pasado la pregunta: “¿Tiene o no problemas de alcoholismo el presidente Felipe Calderón?».

Son muchos los elementos que integran esta trama y, por lo mismo, el «rescate» de la banda de 2.5 Ghz puede prestarse a diversas interpretaciones. Por lo mismo, decidimos preguntarle a nuestros lectores su opinión en torno al caso, ofreciendo las posibles variables de este retiro de concesión. En nuestra encuesta participaron 959 lectores, los resultados fueron los siguientes:

541 personas (56.41%) opinaron que este movimiento es, en realidad, «una venganza política» de parte del gobierno calderonista hacia la empresa en la que trabaja la periodista que decidió cuestionar el presunto alcoholismo del presidente.

En segundo lugar quedaron aquellos que opinaron que, en el fondo, todo esto eran «presiones de Televisa». 349 votantes consideran que monopolio televisivo influyó en la decisión del gobierno para retirar la concesión del espectro más adecuado para el internet.

Tan sólo 26 lectores (2.71%) de Homozapping estuvieron de acuerdo con la respuesta que dio la vocera de la presidencia, Alejandra Sota, de que MVS «subutilizó la banda de 2.5 Ghz».

En último lugar quedaron quienes estuvieron de acuerdo con que «MVS sólo quiso pagar una ‘bicoca’ por el espectro». 18 personas (1.88%) así lo consideraron.

Entre las otras opciones de respuesta que recibimos se encuentran: «La combinacion de una venganza politica y presiones de Televisa», «corrupción» y «Censura y componendas del poder».