El secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, negó el chantaje a MVS. Foto: Notimex

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, rechazó que hubiera existido “chantaje” o “extorsión” del gobierno de Felipe Calderón en contra del Grupo MVS, al que le negó el pasado 8 de agosto el refrendo de sus concesiones en la banda 2.5 Ghz para utilizarlas en servicios de internet en banda ancha.

Poco después de una larga conferencia de prensa donde Joaquín Vargas relató las negociaciones y presiones del gobierno calderonista, el titular de la SCT dijo que se le ofrecieron a MVS “todas las facilidades para utilizar sus frecuencias y lo que se pedía es que se pagara una contraprestación” para el uso de los 190 Mhz.

Informó que MVS quería pagar poco más del 10 por ciento de lo que el gobierno federal recaudó en la Licitación 21, de la banda de 1.7Ghz, pero no confirmó si existió el ofrecimiento de 70 mhz para que el gobierno federal les diera un uso social.

Frente a las acusaciones sobre presiones surgidas a raíz de un programa de Carmen Aristegui, en febrero de 2011, Dionisio Pérez Jácome sólo indicó que la administración de Calderón refrendó su compromiso por la libertad de expresión.

“Tan es así que no sólo se han autorizado todos los permisos y todas las concesiones que tuvo algún grupo sino que además se habían otorgado  nuevas durante esta administración, satélites y en particular Dish”, afirmó Pérez Jácome.