Grupo Reforma ha recibido tres veces agresiones contra sus instalaciones en menos de un mes.