Segunda parte del texto publicado en Proceso No. 1866. Consulta la primera parte aquí.

Control de la Información

El accidente será investigado por Aeronáutica Civil. Foto EE. Fuente: eleconomista.com.mx

Sólo algunos medios impresos destacaron el accidente y la relación empresarial y de amistad entre los Hinojosa y Peña Nieto, el domingo 29 de julio. A los dos días el hecho se había olvidado y Peña Nieto redactaba tweets para felicitar a las clavadistas mexicanas, confundiendo sus nombres.

En los periódicos de mayor circulación aparecieron esquelas del PRI, del gobierno del Estado de México y de otros grupos empresariales, pero se canceló toda información reciente tanto del accidente como del encuentro en la hacienda Cantalagua.

La columna “Astillero”, de Julio Hernández, no apareció publicada en su espacio original en La Jornada, el 30 de julio pasado, pero circuló en redes sociales, en el blog del periodista y en otros periódicos del interior de la República que la reproducen.

Hernández recuerda que Juan José Hinojos Cantú, se convirtió “en el beneficiario mayor de los procesos de adjudicación de obras y negocios públicos durante las administraciones de Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto (Miguel Alvarado publicó en junio de 2011 una buena relatoría, titulada Hangar Eolo, en Semanario Nuestro Tiempo).

“El hijo, ahora difunto, puso al servicio del candidato presidencial priista, entre otros rubros, el de la transportación aérea faraónica, tanto para viajes personales (sobre todo a Miami) como en la campaña recién terminada (el aparato accidentado la noche del sábado reciente fue utilizada varias veces por EPN). Pero las relaciones empresarial y electoralmente peligrosas no quedan allí: su empresa Eolo, forma parte del grupo Higa, que entre otros negocios con dedicatoria se encargó de construir el aeropuerto de Toluca junto con la española OHL (cuyas artes de salpicadura de ganancias también llegan a la capital del país) y el Grupo de Abogacía Profesional de la peñanietista familia Fraga, que a su vez forma parte del entramado que desemboca en Monex y el dinero lavado para pago de los operadores electorales del fraude extracasillas de pasado 1”, relató Julio Hernández.

El periodista recordó también que Hinojosa García contrajo matrimonio en noviembre de 2007 con Rosa Herrera Borunda, hija del entonces gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, en presencia del propio Peña Nieto. La pareja se divorció dos años después.

En la parte medular de la columna, el autor de “Astillero” reflexionó:

“La condición de Hinojosa Cantú, de depositario de grandes secretos financieros de la familia política priista que busca encaramarse en la presidencia de la República a partir de diciembre próximo, ha hecho que la muerte de su hijo, el joven Hinojosa García, haya sido de inmediato acogida por la especulación popular como un hecho propio de guiones del novelista Mario Puzo.

“El primer salinismo tuvo en su etapa final muerte políticas hasta ahora entendidas más como ajustes de cuentas o peleas en las élites que como simples asesinatos: el cardenal Posadas, el candidato Colosio, el familiar Ruiz Massieu. El foxismo vio caer en helicóptero a su secretario de seguridad pública, el guanajuatense Ramón Martín Huerta, en septiembre de 2005, en las inmediaciones de San Miguel Mimiapan, estado de México. Y el calderonismo vio truncada el 4 de noviembre de 2008 su carta especial para sucesión, Juan Camilo Mouriño, quien ocupaba la secretaría de Gobernación al igual que Francisco Blake Mora, quien cayó en noviembre de 2011”.

Otra versión del helicopterazo, publicada en El Universal por Carlos Loret de Mola, el 3 de agosto, indica que, según fuentes cercanas a la investigación oficial, “todo apunta a una negligencia de los pilotos, quienes no habrían encendido todos los instrumentos de navegación a su disposición, lo que les habría causado chocar contra las copas de los árboles y perder el control en una zona boscosa de Jiquipilco-Temoaya. La nave no prendió fuego y los cuerpos fueron reconocibles”.

El periódico digital Alfa Diario, del Estado de México, fue de los pocos que recordó la vinculación trágica entre los gobiernos de Peña Nieto y los del veracruzano Fidel Herrera, ex suegro de Hinojosa García:

“Juan Armando Hinojosa García era un joven empresario de 30 años de edad, que estuvo casado con la hija del ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, de quien se divorció hace dos años y actualmente vivía en el Fraccionamiento Providencia de Metepec.

“Con este hecho parece que entre el estado de Veracruz y el Estado de México hay una conexión trágica, fue justamente en esta entidad donde fueron asesinados cuatro policías de la entonces Agencia de Seguridad Estatal (ASE), quienes custodiaban a los hijos, suegros y cuñada de Peña Nieto en mayo de 2007, además el ahora virtual presidente de México perdió las elecciones presidenciales a nivel estatal (en Veracruz), y finalmente el ex yerno de Fidel Herrera pierde la vida en forma fatal”.

La Red Empresarial de los Hinojosa

La conexión empresarial de la familia Hinojosa no se limita al Estado de México. Se extiende a Veracruz, a Tijuana y hasta Perú, donde el Consorcio IGSA Medical del Perú, propiedad de Hinojosa Cantú, consiguió en abril de 2011 una concesión para tratar a pacientes renales hasta por 30 años.

Originario de Reynosa, Tamaulipas, Hinojosa Cantú llegó al Estado de México, invitado por el entonces gobernador Alfredo del Mazo González, a quien le hace trabajos de serigrafía, mediante su empresa PAACSA, la primera compañía de Grupo HIGA.

El primer rastro de la participación de Hinojosa Cantú en una campaña priista es del 13 de julio del 2000, cuando donó 406 mil 940 pesos para apoyar al tricolor, según los registros del IFE sobre aportaciones de simpatizantes.

El gobierno de Arturo Montiel (1999-2005) incorporó a la empresa Constructora Teya, de Hinojosa Cantú, al exclusivo “Consorcio Integrador del Ramo de la Construcción”, un grupo de 49 constructores que reciben las licitaciones más importantes para la obra pública durante ese gobierno.

A partir de este periodo, se conforma el consorcio HIGA, que incluye las empresas Publicidad y Artículos Creativos S.A. de C.V (PACSA), Constructora Teya, Mezcla Asfáltica de Alta Calidad S.A. de C.V (MAACSA), Señales y Mantenimiento S.A. de C.V, para dar servicio a las carreteras concesionadas.

El 24 de mayo de 2006 Hinojosa Cantú fundó la empresa EOLO Plus para la renta de aeronaves privadas, en sociedad con David Peñaloza de Tribasa y Grupo Hermes de los Hank Rohn, herederos de la fortuna del ex gobernador Carlos Hank González.

De acuerdo a su página en internet www.eolo.com.mx, EOLO “es una empresa de servicios FBO y taxi aéreo ubicada en la ciudad de Toluca… Contamos con los más altos estándares de calidad para satisfacer las necesidades de aviación ejecutiva en México”.

Las imágenes de la infraestructura de EOLO muestran servicios de hangares techados, distintos tipos de flota aérea de acuerdo a las necesidades de los ejecutivos y renta aulas para “conferencias y eventos privados”.

EOLO Plus no sólo tuvo como principal cliente al gobierno mexiquense. En 2007 firmó dos contratos con el gobierno de Fidel Herrera de Veracruz para transportar a los funcionarios con un costo de 2 millones 400 mil pesos por 110 días naturales, entre septiembre y diciembre de ese año.

Según uno de estos contratos, EOLO tenía inventariados un par de aviones Hawker 800 con capacidad para 8 pasajeros, dos Lear Jet modelo 25 y otro modelo 35 para 8 pasajeros, cada uno; un Lear Jet modelo 60; un helicóptero Augusta Power 109 para 6 pasajeros.

Con el gobierno de Peña Nieto (2005-2011), los Hinojosa se convirtieron en los amigos y empresarios consentidos del sexenio. Bajo el esquema de las llamadas Sociedades Público-Privadas, la administración peñista le dio la concesión a HIGA de los dos hospitales regionales más grandes, el de Zumpango e Ixtapaluca, por los cuales se erogaron más de 8 mil millones de pesos, a un sobreprecio que fue denunciado por la oposición en el Congreso estatal. Tan sólo por el hospital de Zumpango, el fallecido Hinojosa García debía cobrar al gobierno mexiquense 281 millones de pesos anuales durante 25 años.

En 2011, en plena campaña electoral estatal, la Procuraduría General de la República detuvo a Jorge Hank Rohn, el polémico dueño del Grupo Caliente y ex alcalde priista de Tijuana, por presunta posesión ilegal de armas. La misma dependencia filtró el vínculo entre Hank e Hinojosa en el aeropuerto de Toluca, donde la constructora TEYA participó.

Según la información, el Gulfstream 300, un lujoso jet privado de Hank Rohn con capacidad para 14 personas, era rastreado por la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) cada vez que aterrizaba en el hangar 62, calle 7, del aeropuerto de Toluca, base de operaciones de la empresa EOLO.

Tras filtrarse este dato, la aeronave de Hank Rohn no volvió a usar los servicios de la empresa de los Hinojosa.

(con información de Jesusa Cervantes).