Reportaje original publicado en Proceso No. 1857

Esta semana, Emilio Azcárraga Jean, se declaró a favor de la tercera cadena de televisión vía Twitter. Fuente: http://www.wradio.com.mx

Todo es posible en Grupo Televisa con tal de obtener la autorización definitiva de los cinco integrantes de la Comisión Federal de Competencia (CFC) para adquirir el 50 por ciento de Grupo Iusacell, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, y de remontar la “peor crisis de imagen pública” que tiene la empresa encabezada por Emilio Azcárraga Jean, tras la serie de protestas de los jóvenes universitarios que se agruparon en torno al movimiento #YoSoy132 y que han acusado a la televisora de ser monopólica, manipular la información y tener un arreglo político-publicitario a favor del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con fuentes bursátiles, a Azcárraga Jean no sólo le interesa salvar la más ambiciosa operación de 1,600 millones de dólares a través de la cual compró deuda convertible en acciones para tener el 50 por ciento de Grupo Iusacell.

Al “Tigrillo”, como se le conoce en el mundo empresarial, también le interesa que las críticas en contra de Grupo Televisa no pongan en riesgo  su inversión de más de 1,200 millones de dólares en Univisión, la cadena de televisión más importante en habla hispana en Estados Unidos,  anunciada desde diciembre de 2010.

Si en Estados Unidos se ponen límites a la inversión de Televisa en Univisión se impediría la concreción de dos nuevas aventuras empresariales de Azcárraga Jean: crear un canal de noticias en español, al estilo de lo que fue “Eco” –creado por su padre Emilio Azcárraga Milmo- y comercializar el Teletón Latino, a semejanza del que se realiza hace tres lustros en México.

En menos de un mes, las críticas hacia Televisa han dejado los círculos de especialistas en derecho a la información para salir a las calles de la Ciudad de México y de otras capitales de las entidades del país. El periódico especializado The Wall Street Journal publicó en mayo dos amplios reportajes señalando las protestas en contra del consorcio que encabeza Azcárraga Jean.

El 23 de mayo, el periódico norteamericano que es referencia en el mundo financiero, destacó que las protestas de miles de estudiantes se dirigen contra los dos grandes consorcios televisivos, a los cuales acusan de coludirse a favor del candidato que encabeza las encuestas en la elección presidencial.

La nota, firmada por Nicholas Casey y José de Córdoba, subraya que Televisa y TV Azteca tienen el control del 95 por ciento de las señales de televisión y que se negaron a transmitir en sus canales de mayor audiencia el pasado debate presidencial.

En respuesta a la ola de críticas, Emilio Azcárraga Jean anunció esta semana, en su cuenta de Twitter:

“Porque #TelevisaTeEscucha transmitiremos el segundo debate presidencial por canal 2. Primera emisión de un debate por este canal”.

El anuncio no modificó la animadversión del movimiento #YoSoy132 en contra de la televisora más importante del país. El miércoles 30 de mayo, miles de estudiantes reunidos en la explanada de Ciudad Universitaria, de la UNAM, tuvieron como principal punto de consenso reclamar la democratización del régimen de medios de comunicación masiva en México.

Azcárraga Jean volvió a acudir a las redes sociales para congraciarse. El 31 de mayo, el presidente de Televisa presumió que está a favor de la “tercera cadena” de televisión y respaldó lo dicho un día antes por el presidente de la Canitec, Alejandro Puente, uno de los candidatos a senador por el Movimiento Ciudadano que ha sido señalado como parte de la futura telebancada.

“De acuerdo con lo dicho por la Canitec ayer. Sí a la tercera cadena de televisión. Lo dije desde hace semanas en The Wall Street Journal”, escribió Azcárraga Jean en su cuenta @eazcarraga.

Un segundo mensaje en Twitter establece un link a la declaración que el presidente del Grupo Televisa realizó el 22 de marzo ante el periódico norteamericano:

“México está cambiando para bien. Televisa también. Así debe hacer alguien con la visión, el talento y el prestigio de Carlos Slim.

“Damos la bienvenida a la competencia en televisión”, afirmó Azcárraga Jean, al tiempo que se quejó porque Slim, el principal accionista de Telmex y América Móvil, “ha peleado con uñas y dientes para bloquear la competencia en telecomunicaciones”.

Azcárraga Jean declaró en esa nota del 22 de marzo que estaría de acuerdo con la licitación de nuevas cadenas de televisión abierta “siempre y cuando las reglas creen un terreno parejo para la competencia”. No especificó a qué reglas se refería.

Las declaraciones de Azcárraga Jean también coincidieron con la inauguración de la 81 Convención del Consejo Consultivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), el organismo cúpula de los concesionarios.

En el evento, Tristán Canales, presidente actual de la CIRT y candidato de la “telebancada” del PRI al Senado, afirmó que los concesionarios de radio y televisión realizarán “una cobertura de esta recta final de la contienda, con un ejemplo de civilidad, diálogo y tolerancia, para beneficio de todos los mexicanos”.

Frente al primer mandatario Felipe Calderón, Tristán Canales, presidente de TV Azteca, afirmó también que están a favor de la competencia en la televisión abierta.

Continúa mañana.