El grupo Carretera 45 Teatro A.C. en una coproducción con El Milagro, traen a escena esta obra original de David Olguín quien también está a cargo de la dirección de la misma.

Originario de Ciudad Juárez, Chihuahua  y con conocimiento de causa, Carretera 45 Teatro A.C. crean este montaje lleno de referencias locales y mostrando una realidad fronteriza que tampoco es ajena para otras regiones del país.

Con un escenario único y en el que recrean múltiples sitios, es posible ver diversos lugares que quien esté informado de la situación en Ciudad Juárez reconocerá, ya sea un tiradero de cuerpos sin vida, una franja fronteriza de lo que se le conoce “del otro lado del río” o la periferia de la urbe.

Diversos personajes se encargan de contarnos la situación que viven miles de ciudadanos que habitan esta zona, no sólo desde su circunstancia de víctima sino también como victimarios, o ambos.

A través del lenguaje burdo y grotesco, nos van dibujando la lamentable vida de quienes tuvieron la mala suerte o la fortuna de vivir ahí. Seres humanos que sin importar el por qué se ven inmersos en una guerra donde se ven obligados a tomar un bando o a cambiarlo según convenga a los propios intereses, en su mayoría, preservar la vida, no la dignidad.

Es así como conocemos a una familia que va cambiando sus roles, su estatus, su residencia, lenguaje y valores éticos para lograr salir adelante en una ciudad que ya no es la suya y regresar al punto mas instintivo del ser humano, la supervivencia.

Sin hallar lugar seguro inician su peregrinaje, cuidándose del ejército, de la policía, de los sicarios, de ellos mismos.

El montaje ambientado de manera excelente, transporta al espectador a la zona de guerra que se ha convertido Cd. Juárez y nos asoma a los múltiples peligros que un habitante de ahí vive hoy en día. La zozobra y el miedo con el que aprenden a lidiar las 24 horas del día y reconocerse solos, vulnerables y darse cuenta que quienes debieron proveerles seguridad, se convirtieron también en sus verdugos.

El montaje a través de la palabra y de la imagen que a veces pudieran ser confusas, nos va recreando el rompecabezas que es hoy Ciudad Juárez y vamos poco a poco entendiendo el todo de una realidad de la que no estamos exentos, tal vez sólo lejanos. Y conociendo personajes que si bien ignorantes, sólo nos diferencia de ellos la circunstancia y nos enfrenta a la disyuntiva de qué hubiéramos hecho de estar en sus zapatos y de ver nuestra vida trastocada como les sucedió a ellos.

Los actores que conforman esta obra recrean de una manera tan brillante el texto y logran abstraernos de tal manera, que a veces pareciera que los espectadores observamos esta realidad detrás de un cristal –blindado– el día a día de estos desgraciados, y entre polvo, gritos, llantos y balazos de pronto recordamos que estamos en el teatro y sentimos nuestra aparente seguridad al estar sentados frente al escenario.

Los Asesinos, una obra que nos muestra un paisaje con muchos matices, a veces gris, triste, violento y otras festivo, catártico, esperanzador. Una realidad que se debate en dobles morales y que además de sangre salpica ironía.

Los Asesinos

Teatro El Galeón

Centro Cultural del Bosque

De Lunes a Miércoles hasta el 13 de junio.

20 hrs.