México, D.F., 18 de Junio de 2012. Profundamente lamentamos que en forma inexplicable, en lugar de generar condiciones de equidad que propicien una sana competencia, la COFECO haya desaprovechado la gran oportunidad de regular la industria de la televisión, dejando a los operadores de TV restringida indefensos al tolerar actos anticompetitivos, entre otros los siguientes:

  •  La COFECO consintió que Televisa y TV Azteca cobren por la señal de sus canales abiertos (que son gratuitos) $ 1.70 y $ .50 de dólar respectivamente a todos los hogares  con televisión restringida, en vez de hacerlo de forma opcional para aquellos hogares que así lo soliciten.  Encareciendo sustancialmente el servicio de televisión restringida en perjuicio de todas las familias mexicanas.
  • La COFECO por segunda ocasión impide a Dish poder llevar las señales de TV abierta al ratificar y agregar condiciones discriminatorias que resultan restrictivas e irrazonables.  (Ver pág. 576, inciso 6 de la resolución).  Como ejemplo de lo anterior, sólo mencionamos una: “cualquier empresa que haya iniciado juicios en contra  de la televisora, no tiene derecho a llevar las señales de tv abierta en su sistema”.
  • La resolución de COFECO permite a Televisa y TV Azteca, el no transmitir en sus sistemas de TV de paga (más del 50% del mercado de tv de paga), los canales producidos por terceros, independientemente de que fuesen gratuitos, dejando fuera la promoción de productores independientes.
  • TV Azteca y Televisa podrán seguir libremente ejerciendo su poder de compra en contenidos de televisión abierta (Olimpiadas, Copas del Mundo, etc.) para transmitirlos en forma discriminatoria e injusta en sus sistemas de tv restringida.
  • A pesar de ser anticompetitivos los contratos de exclusividad, los sistemas de tv restringida  de Televisa y TV Azteca, seguirán gozando de la programación exclusiva de señales como Milenio TV, Telefórmula, Canal 28, entre otros.
  • Desde ahora Sky, empresa subsidiaria de Televisa, podrá ofrecer servicios de cuádruple play (voz, datos, video, fijo y móvil) mientras que MVS sigue bloqueada para ofrecer los mismos servicio a los suscriptores de Dish.

Todo lo anterior, a cambio principalmente del que, el ya hoy monopolio (7 cadenas), prometa no entorpecer la entrada de una octava cadena; lo cual ya era una obligación aceptada por ellos en el cuerpo de sus títulos de concesión.

La autonomía e integridad de la COFECO no están en tela de juicio. En una democracia, se puede disentir del sentido de los fallos de una autoridad, sin atacarla ni demeritarla en lo institucional o personal. En ese tono, pero también con gran seriedad, disentimos de la lamentable decisión de la COFECO.