Imágenes de los #131AlumnosDeLaIbero. Fuente: jornada.unam.mx

El día de ayer se volvió Trending Topic nacional la frase #131AlumnosDeLaIbero después de un video que, en menos de 24 horas, lleva más de 500 mil visitas. Hecho por alumnos de la Universidad Iberoamericana, el video muestra durante 11 minutos a 131 estudiantes de la institución mostrando su credencial, así como diciendo su nombre y matrícula.

El video surge en respuesta a las declaraciones de Arturo Escobar, vocero del Partido Verde Ecologista de México, quien dijera que durante la desastrosa presencia de Enrique Peña Nieto en la Universidad Iberoamericana hubo un grupo no de «jóvenes, porque ya están mayorcitos», cercano a López Obrador, al que acusó de organizar lo que la OEM denominaría un boicot contra el candidato Enrique Peña Nieto.

Sea verdad o no lo que asegura Escobar, el video de los #131AlumnosDeLaIbero va mucho más allá de lo que subgrupos políticos puedan organizar contra un candidato, e incluso, de la política misma. Es, más bien, un asunto de voluntad y compromiso.

Y es que a partir de que el video se volvió viral, cientos de ex alumnos de la institución comenzaron a hacer lo propio, logrando que la frase #SomosMásDe131 se volviera Trending Topic.

«Estimados Joaquín Coldwell, Arturo Escobar, Emilio Gamboa, así como medios de comunicación de dudosa neutralidad, usamos el derecho de réplica para desmentirlos. Somos estudiantes de la Ibero, no acarreados, no porros y nadie nos entrenó para nada». Comienzan diciendo las distintas voces del video, en respuesta a las acusaciones de los líderes de los partidos que tacharon de «porros» y exigieron castigo para los estudiantes que el pasado viernes 11 de mayo no recibieron de buena manera a Enrique Peña Nieto.

Como era de esperarse, las dudas en torno a los orígenes del video de los 131 alumnos de la Ibero no se han hecho esperar y no ha faltado quien ha dicho que eso también es parte de un grupo político que quieren atacar a otro.

De nuevo, sea cierto o no esto, hay una cuestión más importante en el fondo: los 131 alumnos de la Ibero, pagados o no, acarreados o no, auténticos o no, han despertado la consciencia de muchos más. Y es que habemos muchos alumnos o ex alumnos de la Ibero, que no pertenecemos a ningún grupo o partido político, y que creemos que el expresar nuestra posición política no significa ser un acarreado, porro o, en estos días, bot.

Si bien, el video lanzado por el equipo de Enrique Peña Nieto para aminorar los daños de la desastrosa presentación del viernes pasado se siente como un esfuerzo surgido de la urgencia (de ahí posiblemente la enorme cantidad de clics negativos que tiene el vide) y creado con un buen presupuesto, sería muy maniqueo creer que todos los alumnos que ese día sí apoyaban al candidato también eran acarreados. Y es que si bien #EPNLaIberoNoTeQuiere fue Trending Topic, sería demasiado sesgado creer que Peña Nieto no tenga simpatizantes en la Ibero, o en otras universidades.

Y es que en medio de toda esta fiebre electoral pareciera olvidarse que la ciudadanía es la que hace la política. Más allá de los discursos, más allá de los gastos de campaña, más allá de la propaganda, somos los ciudadanos los que al final hacemos la política. Lamentablemente pareciera ser que en las últimas décadas nos han hecho creer lo contrario, pero se pertenezca al partido político al que se pertenezca, lo cierto es que la política es y debe ser de los ciudadanos.

Tal vez los 131 alumnos de la Ibero que hicieron ese video pertenezcan a alguna organización, tal vez no. No poseo ningún argumento para demostrar una cosa o la otra. Lo que sí puedo asegurar, es que el video de los #131AlumnosDeLaIbero ha devuelto a muchos, yo incluido, la noción de que la política la hacemos los ciudadanos, de que esto no debe ser una guerra, como muchos creen, sino un proceso de decisión, de elección, de voluntad.

Y es que aún si esos 131 perteneciesen a alguna organización como algunos aseguran, muchos otros alumnos de la Ibero han decidido hacer lo propio y exponerse como ciudadanos con decisión propia, subiendo sus propios videos, haciendo sus propios tuits, modificando sus perfiles de Facebook.

Ayer mismo, un grupo de excompañeros decidieron crear un grupo en Facebook para que muchos exalumnos diéramos seguimiento a aquel video. Y de ahí, sí puedo decir que no hay ninguna organización detrás, sino compañeros, ciudadanos, que han decidido movilizarse por su propia cuenta y con nuevos medios con lo que la vieja política no contaba.

Por lo mismo, me resulta en verdad triste ver que aún, en estos días, las cabezas de los grupos políticos decidan usar expresiones como «porros» para referirse a alumnos que expresan sus opiniones y decisiones. Que se tilde de acarreado a todo aquel que decida mostrar sus inclinaciones políticas. Y esto va para ambos lados, que por muchos Ectivistas que haya o #Twittergates que el PRI pueda tener, es muy injusto creer que todos sus seguidores son acarreados, así como también es terriblemente maniqueo asegurar que todos los que le gritaron a Peña Nieto «¡Fuera! ¡Fuera!» o «‘¡Asesino!» el viernes pasado sean porros. Siempre he estado en contra de las generalizaciones y ésta es una de las principales.

De igual manera, me da también mucha tristeza ver la reacción de otros jóvenes, que en lugar de ayudar a deshacernos de las viejas estructuras corruptas de la política, las fomentan.

El día de ayer, circuló por las redes sociales un tuit Jorge Yazberth, presidente del Organismo Nacional de Jóvenes Priístas en el que amenazaba a una de los 131 alumnos de la ibero:

Al que cabría que agregar la siguiente conversación en Twitter:

Es inevitable sentir cierto aire diazordacista de aquel «Cuidado, no todo es libertad de expresión». Evidentemente, ambos tuits fueron borrados casi al instante al ver la respuesta que obtuvieron pero, lamentable o afortunadamente, ninguno de los dos pudo escapar a la velocidad del screen shot que ha delatado a muchos.

La pregunta que me surge es, si los jóvenes del PRI o de cualquier organismo encuentran a los ya más de 131 alumnos de la Ibero ¿Qué les van a hacer? ¿Qué nos van a hacer? Porque como ex alumno de la casa de estudios, me incluyo en esto ¿Por qué habrían de encontrarnos? ¿Hay acaso algo malo en expresarnos y decir que no somos ni porros, ni acarreados, sino ciudadanos expresando nuestra decisión? ¿Si los jóvenes de la UNAM, la Anahuac, el Tec de Monterrey o cualquier otra universidad deciden grabar un video similar diciendo que no son porros los van a ir a buscar? ¿Si cualquier ciudadano decide expresar su apoyo hacia algún candidato debe ser encontrado?

Somos más de 131, muchos, muchos más. Somos ciudadanos que no cedemos ante las amenazas, las guerras sucias o los grupos de poder de cualquier partido. Somos gente que cree que la política aún puede ser nuestra y que tenemos derecho a expresarnos, sea el partido político al que se pertenezca y se tenga la ideología que se tenga. Si eso no es política, entonces no sé qué sea.