“No soy el rey de las campañas negras”: Juan José Rendón

Escrito por el 02 abril 2012 a las 6:38 pm en Monitoreo Informativo, Sociedad

Claudia Herrera Beltrán /II
Periódico La Jornada
Lunes 2 de abril de 2012, p. 10

Juan José Rendón ha participado como consultor político en 25 elecciones presidenciales en América Latina. Según sus palabras, ha ganado en 23 y perdido dos. Foto: Cortesía de J.J. Rendón. Fuente: jornada.unam.mx

Juan José Rendón o J.J. Rendón, como es más conocido, fue el primer extranjero en obtener visa comoconsultor político independiente en México. El venezolano relata que era tan novedosa su presencia que intentaron aplicarle el artículo 33 para expulsarlo del país. No obstante, desde hace unos 12 años asesora a candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Nueva Alianza.

Pocos pueden presumir su récord: 25 elecciones presidenciales en América Latina, y es de los que asumen triunfos y derrotas con exactitud matemática: hemos ganado 23 y perdido dos. Con esta experiencia traza un mapa de la historia de la mercadotecnia política tanto en Estados Unidos como en México y desmenuza el proceso electoral de julio.

Duda que la sociedad mexicana esté lista para ser gobernada por una mujer, por el perfil que se requiere para combatir al narcotráfico. Ojalá me equivoque, no debería haber discriminación, pero he visto estudios y en tiempos difíciles alguien podría pensar que unas características de género en el hombre le permitirían abordar ciertos problemas de una manera más efectiva.

Aunque también defiende la tesis clásica del consultor: en esta elección nada está dicho, y al contrario de lo que mucha gente piensa, que el PRI ya ganó, que Josefina (Vázquez Mota) no tiene posibilidad o que Andrés Manuel López Obrador se pasmó, esto se acaba cuando se acaba.

Inequidad política

Desde Miami –fue entrevistado vía telefónica– observa que la injerencia del presidente Felipe Calderón cuando mencionó que Vázquez Mota se encontraba a cuatro puntos de Enrique Peña Nieto es un rasgo de inequidad política que puede ser motivo de queja. También considera antidemocrática la ley que impide las campañas negativas mas no la guerra sucia, y hace una amplia definición de la diferencia entre éstas.

Cuando se le menciona que algunos lo llaman el rey de las campañas negras, responde: Todos los que han dicho eso seriamente tienen demandas multimillonarias, para que estemos claros. Si lo afirmas (se ríe) eres sujeta a demanda, y añade que dichas acusaciones son parte de una guerra sucia.

Aunque se le vincula a la campaña de Nueva Alianza, acota en entrevista telefónica que él sigue ligado al PRI ypodría pasar que termine en una de las dos o en ninguna. Tengo una relación cercana y de respeto con la maestra (Elba Esther Gordillo), pero no he trabajado con ella desde 2006.

Rendón se convierte en noticia cuando se conoce que es el estratega de alguna campaña. De 48 años de edad, es opositor al régimen de Hugo Chávez, razón por la cual se autoexilió en Miami y viste de negro.

Discípulo de Joseph Napolitan, pionero de la mercadotecnia política en Estados Unidos, reseña que una primera generación tuvo a su cargo las campañas de Richard Nixon y Ronald Reagan. La siguiente fue una combinación de alumnos de aquellos padres de la disciplina y de egresados de comunicación política.

Luego surgieron muchos cursos ylo bueno es que se está desmitificando la profesión y se aprende técnicamente. Lo malo es que esta actividad se difunde de manera iniciática, es como un apostolado. Cuando contratas un estratega, más que conocimiento recibes experiencia, y eso se aprende en el manejo de crisis.

En el caso de México, explica que el PRI no tuvo muchos cuadros, porque los consultores de Estados Unidos iban y venían. Mario Elguerresta (cubano-estadunidense) asesoró a Carlos Salinas y a Ernesto Zedillo; después Dick Morris a Francisco Labastida.

Ubica a Ralph Murphy, Jaime Durán Barba y Santiago Nieto colaborando con la izquierda, a José Luis Sanchis con el Partido Acción Nacional (PAN) y a J.J. Rendón –explica en tercera persona– con el PRI. Hay otro grupo más reciente, en el que se encuentra el español Antonio Sola.

Como las neuronas no tienen nacionalidad, cree que se quedaron en el pasado las dudas sobre las aportaciones de un consultor extranjero. Además, antes no había experiencia, porque la gente se reciclaba dentro del país.

Como en otros lados, dice, en México se sobrestiman las redes sociales. Así lo cree tras haber trabajado al lado del presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien derrotó a Antanas Mockus no obstante que se perfilaba como ganador por tener una fuerte presencia en Internet.

“Hay un montón de vendedores de espejitos que han ido pasando por las recientes elecciones en América Latina promoviendo las redes. Yo digo que es importante tomarlas en cuenta como parte de la estrategia, pero no descuidaría los medios tradicionales.

Siempre voy a pensar que el resultado lo garantiza el candidato, el manejo del dinero, del tiempo, de la estrategia, las alianzas, el manejo de las líneas de elección y la organización del partido en la campaña.

Hace una categorización de las campañas sucias, en las que todo se vale y las define como delincuenciales, pues implican falsificación de documentos, difamación, calumnia, etcétera. Otras, también de guerra sucia, atacan aspectos de la persona, y por último menciona las negativas –que sí aprueba– porque permiten resaltar contradicciones, errores e inconsistencias del candidato o del partido.

Tras describir este panorama, define las críticas a la vida privada de Peña Nieto en el ámbito de una guerra sucia, pero no se sorprende. Esto es de librito, por eso no hay que confiarse y solventar todo antes de una campaña.

Y sitúa la estrategia seguida por Sola en 2006 en la línea muy tenue de campaña negativa y sucia, porque dónde está lo objetivo de decir que Andrés Manuel López Obrador es un peligro para México.

A propósito del tabasqueño, define su república amorosa como “cursi ysesentosa”.

Al pedirle detalles de sus campañas en México, contesta: preguntas mucho, esto por los contratos de confidencialidad que firma con sus clientes, y prefiere mencionar sólo a dos: Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo en la contienda por la presidencia del PRI, y la de Nueva Alianza, famosa por la frase Uno de tres.

A Gabriel Quadri, el candidato de Nueva Alianza, dice no conocerlo, pero le adjudica un papel interesante al tener la gran oportunidad de fijar temas en la agenda mexicana, porque no tiene nada que perder y todo que ganar.

Consulta el texto original aquí.

Comparte esta entrada:

Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Monitoreo Informativo, Sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>